La Bandeja Sanitaria Para Gatos - Gatos

¿Hay que enseñar al gatito a utilizar su bandeja?la-bandeja-sanitaria-para-gatos

A la mayoría de los gatos no es necesario adiestrarlos para enseñarles a utilizar su bandeja. En general es suficiente con disponer una bandeja con un sustrato apropiado que les atraiga. Alrededor de los 30-36 días de vida, los gatitos dejan el nido para encontrar un lugar separado donde hacer sus necesidades. El pequeño aprende de la madre sus preferencias sobre la zona y el sustrato.

 

 

¿Qué se puede hacer para ayudarles en este proceso?

Inicialmente se puede dejar al gatito en una zona reducida con una bandeja apropiada. Si la tierra de la bandeja es la única disponible y además es la misma que se utilizaba en la vivienda anterior, el gatito aprenderá enseguida a utilizarla. Otras zonas de la casa donde los gatos pueden sentirse atraídos para hacer sus necesidades son el jardín, las macetas o lugares en los que haya grava o arena. Es recomendable evitar que el animal tenga acceso a esas zonas a menos que haya alguien presente para controlarlo.

Los gatitos hacen sus necesidades después de comer, cuando se despiertan y después de jugar. Hay que colocar al gatito en su bandeja después de estas actividades y elogiarlo por hacer sus necesidades en el sitio correcto.

 

 

¿Qué tipo de sustrato hay que utilizar?

Hoy en día existen muchos tipos de materiales para rellenar las bandejas. Unos se asemejan a la viruta de madera, otros forman conglomerados, otros utilizan papel de periódico, etcétera. Algunos, además, llevan aditivos que controlan el mal olor. Puede utilizarse cualquiera de ellos aunque, en general, el gato lo aceptará mejor cuanto más fino sea. Es recomendable empezar con el que utilizaba la madre ya que la conducta de eliminación se inicia siguiendo las señales de la madre.

 

 

¿De qué tipo ha de ser la bandeja y qué tamaño ha de tener?

Por norma general, el tamaño de la bandeja viene determinado por el tamaño del gato. Un gatito muy joven necesitará una bandeja con los bordes más bajitos para facilitar su acceso, pero habrá que cambiarla por otra más grande a medida que crezca. Algunos propietarios prefieren las bandejas cubiertas; no hay problema en utilizarlas si el gato las acepta.

 

 

¿Dónde se debe poner la bandeja?

La bandeja hay que ponerla en un lugar al que el gato tenga fácil acceso, fuera de las zonas de paso y evitando las zonas más ocupadas y ruidosas de la casa. Si en la casa también hay perros, la bandeja debe colocarse en un sitio en el que el gato pueda hacer sus necesidades sin ser molestado por el perro.

En todos los casos es conveniente que la bandeja no se encuentre cerca de la comida y el agua.

 

 

¿Con qué frecuencia hay que limpiarla?

Uno de los factores más importantes para que los gatos continúen utilizando su bandeja es la limpieza.

Los gatos son animales muy exigentes y pasan gran parte del día limpiándose ellos mismos, por lo que es fácil pensar que también quieren un sitio donde hacer sus necesidades que esté limpio. El número de gatos que hay en la casa y la frecuencia con la que utilizan la bandeja determinan la frecuencia de limpieza. El material fecal debería retirarse al menos una vez al día. Respecto a la orina hay que seguir las recomendaciones del fabricante del sustrato que se utiliza, aunque es recomendable eliminar las zonas húmedas en cuanto se detecten siempre que sea posible. Dado que algunos gatos no toleran el olor, es conveniente empezar con un sustrato sin aromatizantes. De igual modo, cuando se limpia completamente la bandeja deben evitarse productos con amoníaco, que suelen desagradar a los gatos, y hay que aclararla muy bien con agua antes de volver a ponerla. Se recomienda hacer una limpieza completa de la bandeja una vez por semana.

 

 

¿Cuántas bandejas se necesitan?

Depende del número de gatos que hay en la casa, del tamaño de la casa, del carácter de los gatos y de si hay otro tipo de animales en la casa. En una vivienda con varios gatos, en la que las interacciones entre ellos son muy variadas, es recomendable disponer de varias bandejas y situarlas en lugares diferentes (no una al lado de otra). Incluso si se tiene un solo gato, puede ser necesario colocar dos bandejas según la distribución de la casa y las preferencias individuales. A algunos gatos les gusta una bandeja para la orina y otra para las heces. Como regla general, debería haber una bandeja por gato y algunos especialistas  recomiendan una bandeja más que el número de gatos que hay en la casa.

 

 

¿Y si el gato no utiliza su bandeja?

Si el gatito empieza a hacer sus necesidades en otros lugares, deben repasarse los pasos anteriores. ¿Está la bandeja en una zona que le gusta al gato y es de fácil acceso? ¿Hay algo en la zona que le pueda molestar (ruidos de electrodomésticos, otros animales, etc)? ¿Se limpia la bandeja con bastante frecuencia? ¿Hay suficientes bandejas para el número de gatos que hay en la casa?

Para determinar qué tipo de sustrato le gusta más, se le pueden ofrecer varias bandejas, una al lado de otra, con diferentes tipos de materiales y observar cuál es la que utiliza con más frecuencia. A continuación puede hacerse lo mismo con diferentes tipos de bandejas para ver cual le gusta más. Disponer dos bandejas iguales con el mismo tipo de sustrato en diferentes lugares permite averiguar dónde prefiere el gato tener la bandeja.

This client information sheet is based on material written by: Trevor Turner, BVetMed, MRCVS, FRSH, MCIArb, MAE.

© LifeLearn 2011. Utilizado con permiso bajo licencia.

Location Hours
Monday8:00am – 7:30pm
Tuesday8:00am – 7:30pm
Wednesday8:00am – 7:30pm
Thursday8:00am – 7:30pm
Friday8:00am – 5:00pm
SaturdayClosed
SundayClosed

I Love SCAH!