La Castracion en el Gato

Cuando son machos, los animales de compañía, de trabajo o de producción suelen castrarse a menos que se quieran utilizar como reproductores. La castración es una práctica muy común para prevenir comportamientos sexuales inadecuados, reducir la agresividad y evitar la descendencia accidental o indiscriminada.

El gato macho entero es más propenso a vagar por las calles, pelear con otros machos y marcar con orina. Debido a que la orina del gato tiene un olor especialmente intenso y desagradable, un gato que marque puede convertirse en una compañía indeseable.

 

¿Cómo afecta la castración al comportamiento?

la_castracion_en_el_gato-3

Los principales comportamientos que se ven afectados por la castración son aquellos que están más directamente relacionados con las hormonas masculinas (comportamientos sexualmente dimórficos). El temperamento de un gato, el adiestramiento y la personalidad están muy influenciados por la genética y por el ambiente, y no se ven demasiado afectados por la presencia o ausencia de las hormonas masculinas. Por eso, la castración no suele calmar a un gato muy activo ni disminuye la agresividad contra personas. Puesto que el cerebro de un macho está masculinizado desde el momento del nacimiento, la castración reduce algunos de los comportamientos típicamente masculinos, pero no todos. Si se realiza antes de la madurez sexual, evita en parte el desarrollo de características sexuales secundarias como las espículas peneanas, el mayor tamaño de la mandíbula o la aparición de glándulas alrededor de la base de la cola.

 

¿Qué es la castración?

La castración del gato se realiza con anestesia general y consiste en una incisión a cada lado del saco escrotal para que los dos testículos puedan ser extraídos. Normalmente no es necesario poner puntos externos.

Los testículos descienden dentro de las primeras 10 semanas de vida desde la cavidad abdominal hasta el saco escrotal, a través del canal inguinal. En algunos gatos, puede suceder que uno o los dos testículos no desciendan completamente y permanezcan en el abdomen o en el canal inguinal. Estos gatos se denominan criptórquidos y requieren cirugía mayor para localizar los testículos y extraerlos. Si no se extirpan, continúan produciendo hormonas y por tanto pueden generar los problemas de comportamiento asociados a los machos enteros.

 

¿Cuáles son los beneficios de la castración?

  • Control de la población

Miles de gatos se sacrifican cada año debido a que hay muchos más gatos que hogares disponibles. Un gato macho puede ser padre de múltiples camadas, por lo que castrar gatos es esencial para el control de la población. Aunque el deseo sexual se reduce mucho tras la castración, algunos machos con experiencia pueden continuar mostrando interés por las hembras.

  • Marcaje con orina

El problema de comportamiento más frecuente en gatos de todas las edades es la eliminación de orina dentro de casa, en lugares que no son su bandeja. Un gran número de estos casos son gatos que marcan las paredes u otros objetos verticales. La castración reduce o elimina el marcaje con orina aproximadamente en un 85% de los gatos machos.

  • Agresión

Tanto los gatos enteros como los castrados pueden involucrarse en peleas, pero la agresividad entre gatos es más frecuente en caso de los no castrados. Esto es resultado directo de la competitividad entre machos que tienden a vagar por las calles y a proteger un territorio más grande. Los abscesos son secuelas muy comunes si se producen heridas que penetran la piel durante las peleas. Por lo tanto, la castración reduce las peleas y el riesgo de abscesos. 

  • Vagar por la callela_castracion_en_el_gato-4

Los machos enteros tienen un territorio más grande y cubren mayores distancias que los machos castrados o las hembras. La necesidad de vagar puede ser especialmente marcada durante la época de monta. La castración reduce estos episodios en un 90 % de los casos.

La castración reduce el interés sexual, pero algunos machos con experiencia previa pueden seguir sintiéndose atraídos por las hembras e incluso aparearse con ellas.

  • Cambios físicos

El olor de la orina de los machos es especialmente fuerte y acre. La castración hace que la orina tenga un olor menos marcado. Muchos propietarios afirman que desde la castración sus gatos son más limpios, huelen menos y se acicalan más y además los abscesos producidos por peleas son muchos menos frecuentes.

 

¿Hay algún efecto adverso en la salud o el comportamiento debido a la castración?

Hay algunos malentendidos sobre los efectos de la castración en la salud y el comportamiento. Los machos castrados no tienen más tendencia a engordar si reciben una dieta apropiada y hacen ejercicio. Debido a que vagan y pelean menos, la cantidad de calorías que reciben deben reducirse y además hay que ofrecerles juegos y actividades alternativas. Los comportamientos que se desarrollan  independientemente de las influencias hormonales, como la caza, no se ven afectados por la castración. 

This client information sheet is based on material written by: Sarah Heath, BVSc, DECVBM-CA, MRCVS, Daniel S. Mills, BVSc, PhD, ILTM, CBiol, MIBiol, MRCVS.

© LifeLearn 2011. Utilizado con permiso bajo licencia.

Location Hours
Monday8:00am – 7:30pm
Tuesday8:00am – 7:30pm
Wednesday8:00am – 7:30pm
Thursday8:00am – 7:30pm
Friday8:00am – 5:00pm
SaturdayClosed
SundayClosed

I Love SCAH!