Premios: Aprendizaje y Refuerzo Positivo

La mejor forma de adiestrar un animal consiste en utilizar correctamente el refuerzo positivo, los premios y los castigos. Es necesario saber cuál de ellos utilizar, cuándo, cómo y qué sucede si se usan indebidamente. La finalidad del adiestramiento es "enseñar" la tarea o el comportamiento deseados.

 

¿Cómo se produce el aprendizaje?premios_aprendizaje_y_refuerzo_positivo

El aprendizaje se produce cuando se establece una relación entre una conducta y otro suceso. Esta relación puede ser positiva o negativa: una relación positiva implica que cuanto más se muestre un comportamiento mayor es la frecuencia del suceso relacionado. Si la relación es negativa, el suceso se detiene cuando empieza el comportamiento. Cuando la frecuencia de presentación de un comportamiento aumenta porque se elimina un estímulo, se produce un reforzamiento negativo. Por ejemplo, cuando un perro ladra a extraños (como el cartero) el comportamiento se refuerza porque el estímulo (el cartero) desaparece inmediatamente después del comportamiento (ladrar).

 

¿Qué es el refuerzo positivo?

El refuerzo positivo es cualquier cosa que aumenta las probabilidades de que un comportamiento se repita. En el adiestramiento se utiliza para crear una relación positiva entre un determinado comportamiento y sus consecuencias. Es decir, cuanto más repite un comportamiento, el animal consigue más refuerzo positivo y lo que obtiene es bueno. Esto hace que la conducta aumente.

 

¿Qué tipo de cosas considera un perro como refuerzo positivo?

Varían de un perro a otro. Un ejemplo de premio puede ser una caricia, un rato de juego, conseguir un juguete, ir a pasear u obtener comida. La clave es seleccionar la recompensa que motive a una mascota en concreto. Dar de comer una o dos veces al día puede ser útil, ya que se puede aprovechar antes de las comidas (cuando el perro tiene más hambre) para realizar sesiones de adiestramiento. Con unos trocitos de comida se puede motivar a la mayoría de los cachorros. Del mismo modo, se pueden retirar los juguetes y evitar el juego y las muestras de afecto hasta las sesiones de adiestramiento para que el perro tenga "hambre" de estas recompensas. Los perros que no se motivan con facilidad pueden resultar difíciles de adiestrar. En estos casos es mejor guardar algunas recompensas especiales para utilizarlas en las sesiones de adiestramiento (por ejemplo, pequeños trozos de carne o de queso).  Es mejor no dar comida durante el resto del día sin motivo, ya que les llena y no se logra nada. Los premios son más útiles si se guardan para las sesiones de adiestramiento, para que así el perro aprenda a asociarlos con las conductas deseadas. Si en algún momento se le quiere dar una recompensa al animal, ya sea comida o un paseo, es mejor que antes se le haga obedecer una orden, de ese modo entenderá que cada premio hay que ganárselo.

 

¿Cómo se usa correctamente el refuerzo positivo?

El uso adecuado del refuerzo positivo no consiste únicamente en dar premios o caricias. El momento preciso del refuerzo es muy importante. Debe recordarse que el animal adopta una actitud determinada en todo momento. Así, hay que estar seguro de que se está reforzando el comportamiento deseado y no otro involuntariamente. Por tanto el refuerzo debe asociarse estrechamente con la conducta que se desea mejorar. Ha de ser inmediatamente posterior al comportamiento ya que si se retrasa se corre el riesgo de que el animal empiece otra conducta mientras se le administra el refuerzo. Un buen ejemplo de puede ser el hecho de enseñar a un perro a sentarse: se le da la orden de sentarse y el animal se sienta; pero mientras le decimos "muy bien" y vamos a darle el premio, el perro se levanta. ¿Qué ha sucedido? Se ha premiado la conducta de sentarse y levantarse.

 

¿Debo premiar a mi perro todas las veces?premios_aprendizaje_y_refuerzo_positivo-2

La frecuencia del refuerzo es importante. Hay diferentes programas para utilizarlo que se clasifican según la frecuencia con que se aplique.

A. Refuerzo continuo. El animal es recompensado cada vez que realiza la conducta. Aunque parezca una buena idea, no lo es, ya que si se deja de dar premios, la conducta cesará pronto.

B. Refuerzo intermitente. Los premios se dan de forma intermitente y no cada vez que el animal realiza la conducta. Por ejemplo, se puede dar una recompensa  cada tres veces, luego quizás dos veces seguidas y luego a la quinta vez que se muestra la conducta deseada. Si se premia de esta forma, la conducta tiende a ser más intensa y duradera.

C. Cambios de programa. Se empieza a adiestrar nuevas conductas con un refuerzo continuo, pero tan pronto como el animal responde sin errores se cambia a un programa de refuerzo intermitente, con frecuencia de recompensas variable.

 

¿Qué tipo de premios hay que utilizar?

Las recompensas no tienen porque ser siempre comida. Para muchos animales, la atención de los propietarios, pasear por el parque o jugar pueden ser premios muy apreciados. Lo que es importante es que han de motivar a esa mascota en particular.

 

¿Es posible recompensar de forma equivocada?

Sí. Se pueden reforzar conductas no deseadas de forma inadvertida. No hay que olvidar que el refuerzo positivo aumenta la frecuencia de la conducta, y se puede dar la situación de creer que se está castigando al perro cuando en realidad se está reforzando su comportamiento. Utilizar voz agradable para regañar, prestar atención a los perros que ladran, saltan sobre la gente o tienen miedo, sólo sirve para reforzar estas conductas. Lo mismo sucede cuando se les ofrece un poco de comida, caricias o juegos para intentar calmarlos. Lo más problemático es que estas conductas se refuercen ocasionalmente o intermitentemente, ya que de este modo se vuelven más intensas y duraderas y es más difícil eliminarlas.

 

¿Las recompensas se utilizan solo para adiestrar?

No, hay otras situaciones en las que dar premios puede ser muy útil. Por ejemplo, se puede ayudar a que un perro acepte gente nueva si el encuentro se acompaña de un premio, ya que el animal aprende que la gente nueva significa algo bueno. En otros casos, los premios se pueden usar para estimular conductas deseadas, como utilizar juguetes que puedan rellenarse de comida de modo que el perro se entretenga masticándolos en lugar de masticar otros objetos de la casa.

 

¿Qué tipo de premios se pueden utilizar con los gatos?premios_aprendizaje_y_refuerzo_positivo-3

Los gatos responden al adiestramiento igual que los perros, pero parece que necesitan una frecuencia de refuerzo mayor para mantener la conducta. La comida suele ser el mejor refuerzo en gatos, pero muchos disfrutan de sesiones de juegos con determinados juguetes. Al igual que en los perros, unos trocitos de la comida del propietario o de una comida especial para gatos pueden resultar más útiles que la comida habitual. Para utilizar los premios justo antes de la hora de la comida y no después, es necesario alimentar al gato con un horario determinado y no siempre que pida.

This client information sheet is based on material written by: Trevor Turner, BVetMed, MRCVS, FRSH, MCIArb, MAE.

© LifeLearn 2011. Utilizado con permiso bajo licencia.

Location Hours
Monday8:00am – 7:30pm
Tuesday8:00am – 7:30pm
Wednesday8:00am – 7:30pm
Thursday8:00am – 7:30pm
Friday8:00am – 5:00pm
SaturdayClosed
SundayClosed

I Love SCAH!