Socialización Del Cachorro

¿Qué es la socialización?socializacin_del_cachorro-1

La socialización es un proceso durante el cual el cachorro aprende sobre sí mismo, sobre su especie y sobre otras especies con las que convivirá. Otro concepto importante relacionado con el desarrollo del cachorro es la "habituación".

 

¿Qué es la habituación?

A medida que se desarrollan, los animales necesitan acostumbrarse a numerosos estímulos (sonidos, olores, imágenes, acontecimientos) presentes en su ambiente. Si los animales no se exponen a estos estímulos de referencia sobre su entorno cuando son cachorros, las mismas situaciones pueden inducir miedo y ansiedad cuando se los encuentren en la vida adulta. La habituación es el proceso a través del cual los animales se acostumbran a una gran variedad de estímulos y dejan de reaccionar ante ellos, siempre que no los asocien con consecuencias negativas.

 

¿Por qué son importantes estos conceptos?

Para reducir al máximo la probabilidad de que el cachorro tenga reacciones de miedo a medida que crece y madura, es esencial exponerlo a muchos y diversos estímulos (personas, lugares y cosas) durante la etapa en que puede socializarse y habituarse de la forma más eficaz. La manipulación temprana de los cachorros y los acontecimientos que tienen lugar durante los 2-4 meses de vida, son factores críticos en el desarrollo social del perro. Los individuos que reciben una exposición insuficiente a personas, otros animales y entornos nuevos durante esta época, pueden desarrollar miedos irreversibles, timidez o agresividad.

 

¿Qué puedo hacer para aumentar la posibilidad de tener un perro socializado y no asustadizo?

Pedigrí

La genética de la raza, y de los padres en particular, desempeña un papel importante cuando se plantea hasta qué punto será sociable, juguetón, excitable o dominante el cachorro. Para tener unas probabilidades altas de que el cachorro sea sociable, debería escogerse una raza y unos padres (madre y padre) que tengan el tipo de comportamiento que sería deseable en el cachorro. Por supuesto, existe mucha variabilidad entre individuos, por lo que la raza y los padres no siempre son del todo indicativos de cómo será el cachorro.

Evaluación del cachorro

Incluso los cachorros más sociables y juguetones pueden volverse miedosos y agresivos a medida que abandonan la infancia. Es recomendable evitar los cachorros tímidos, retraídos o miedosos. No obstante, aun seleccionando un cachorro poco asustadizo y simpático no se puede estar seguro de que esta conducta persistirá cuando sea adulto. Los cachorros de menos de 3 meses aún están desarrollando sus habilidades sociales, pero a medida que crecen, los rasgos de conducta definitivos se van estableciendo y son más fiables.

Manipulación temprana

Los cachorros que se manipulan y estimulan desde el nacimiento hasta las 5 semanas de vida son más seguros, sociables, investigan más el entorno, maduran antes y son más capaces de sobrellevar el estrés cuando crecen. Los cachorros que se compran a un criador, o que proceden de una casa en la que han tenido contactos e interacciones frecuentes con personas, tienden a ser más sociables y menos miedosos al crecer.

Socialización primaria

Existe un periodo sensible en el desarrollo de la mayoría de las especies en el que se desarrollan los apegos sociales con la propia especie, independientemente de los premios y de los castigos. No obstante, ambos tipos de sucesos (positivos y negativos) parecen acelerar la socialización. Los acontecimientos que se presentan durante este periodo de la socialización determinan los compañeros preferidos del cachorro, así como la especie a la que él mismo siente que pertenece. Prestando atención al momento en el que se desarrolla la socialización canina, se puede ayudar al cachorro a establecer uniones sociales seguras con personas y otros animales (incluyendo otros perros).

El principal periodo de socialización de los perros empieza aproximadamente a las 3 semanas de edad y va desapareciendo de las 12 a las 14 semanas. El pico de sensibilidad se presenta alrededor de las 6-8 semanas de edad. A partir de las 12-14 semanas aparece una tendencia a asustarse de las personas, los animales y las situaciones nuevas. Muchos perros jóvenes vuelven a tener miedo si no reciben una interacción social continua a medida que crecen, en especial durante los primeros 6-8 meses de vida.

Para que las relaciones sociales con otros perros sean correctas durante toda la vida, los cachorros deberían mantener contacto social con su madre y hermanos de camada hasta las 6 u 8 semanas de vida. Posteriormente deberían seguir teniendo interacciones sociales regulares y sesiones de juego con otros perros al llegar a la nueva casa.

 

¿Cuál es el mejor momento para adquirir un cachorro?

Debido a la importancia que tiene para el cachorro el desarrollo y mantenimiento de los vínculos sociales con los de su propia especie, los cachorros deberían permanecer idealmente con su madre y hermanos hasta las 7 semanas de edad aproximadamente. Después, una vez en la casa nueva, pueden ampliar los contactos sociales a personas y especies nuevas mientras aún están en el periodo de socialización. En esta época, los cachorros empiezan también a desarrollar preferencias sobre los lugares para hacer sus necesidades, y es el momento ideal para enseñarles a hacerlo correctamente.

 

¿Qué puedo hacer para ayudar al cachorro en su desarrollo social?socializacin_del_cachorro-4

No debe haber muchos problemas para que un cachorro de menos de 12 semanas desarrolle uniones duraderas y sanas con las personas, lugares y sonidos de la casa nueva. El cachorro tiene más probabilidades de desarrollar miedo ante los estímulos que no se encuentra en la rutina del día a día. Debe hacerse un esfuerzo para identificar estas situaciones a las que el cachorro no se expone regularmente. Por ejemplo, si no hay niños en la casa, pueden organizarse sesiones regulares de juego con los niños de los vecinos.

El cachorro debe conocer tantas personas y situaciones como sea posible. Uniformes, bebés, niños gateando, personas mayores o personas discapacitadas son algunos ejemplos de personas que pueden causar miedo o ansiedad si no hay una exposición temprana suficiente. De forma similar, los viajes en coche, los ascensores, las escaleras, o los ruidos de los coches, trenes y aviones son ejemplos de situaciones a las que sería útil exponer el cachorro. Es importante darle la oportunidad de relajarse ante estas situaciones nuevas y no sólo llevarlo para que las vea.

Una forma de facilitar la introducción a las experiencias nuevas, es darle una recompensa como una golosina o un juguete cada vez que se encuentra con el estímulo nuevo. Así, si los desconocidos le dan premios, el cachorro no tendrá problemas al ver gente nueva. Si el cachorro ya ha aprendido a sentarse cuando se le pide, todo el mundo debería darle la orden antes de ofrecerle una golosina, de este modo el perro tendrá menos tendencia a saltar sobre las personas.

Si parece que el cachorro tiene miedo y se da la vuelta, es mejor esperar e intentarlo más tarde. Si se insiste, el miedo puede empeorar. Nunca debe tranquilizarse un perro con miedo ya que solo serviría para premiar la conducta de tener miedo.

 

¿No es peligroso para la salud sacar a mi cachorro a la calle tan joven?

Siempre existe la preocupación de sacar al cachorro a la calle antes de tener todas las vacunas puestas, debido al riesgo de que se exponga a una infección. Aun así, los beneficios de estas salidas tempranas pueden ser muy grandes y sin ellas, el riesgo de que el perro desarrolle miedos y ansiedades permanentes puede convertirse en un problema importante.

Una posibilidad es que personas y animales sanos y vacunados visiten al cachorro en su casa hasta que se le hayan puesto todas las vacunas. También se puede llevar el cachorro en brazos cuando se le saca la calle para conocer gente.

Otra opción muy útil para que la socialización y la habituación tengan éxito consiste en apuntarse a clases para cachorros. Si las clases tienen lugar en un recinto interior o en una habitación que se pueda limpiar y desinfectar y todos los cachorros se examinan antes de entrar, estas situaciones facilitan la exposición a personas y animales variados en un entorno de bajo riesgo.

This client information sheet is based on material written by: Trevor Turner, BVetMed, MRCVS, FRSH, MCIArb, MAE.

© LifeLearn 2011. Utilizado con permiso bajo licencia.

Location Hours
Monday8:00am – 7:30pm
Tuesday8:00am – 7:30pm
Wednesday8:00am – 7:30pm
Thursday8:00am – 7:30pm
Friday8:00am – 5:00pm
SaturdayClosed
SundayClosed

I Love SCAH!