Uso de las Jaulas en Perros - Perros

¿En qué circunstancias es necesario encerrar a los perros?uso_de_las_jaulas_en_perros

Los perros son animales altamente sociales, lo que los convierte en excelentes animales de compañía. Pueden ser guardianes eficaces, compañeros de juegos y ejercicio y fuente de afecto y consuelo. No obstante, debido al estilo de vida y horario de la mayoría de las familias, los perros deben aprender a pasar parte del día solos en la casa, mientras su familia humana está en la escuela, trabajando, de compras o haciendo otras actividades. Durante el tiempo que los propietarios están fuera, el animal puede sentir la necesidad de mordisquear, jugar, explorar, comer o hacer sus necesidades. La prevención de conductas inadecuadas en ausencia del propietario implica asegurarse de que el perro tiene la oportunidad de llevar a cabo esas actividades antes de quedarse solo. Durante la ausencia de los propietarios, el perro debe permanecer en una zona en la que se encuentre seguro, no pueda autolesionarse o provocar destrozos y se mantenga distraído.  

 

 

¿Qué opciones tengo para limitarle el espacio?

Si la distribución de la casa lo permite, se puede convertir en un entorno a prueba de perros cerrando determinadas puertas o colocando barreras para bebés y permitiendo al animal el acceso al resto de la casa. Si esta opción no es posible, puede encerrarse al perro en una habitación o en una jaula. La limitación del espacio ofrece seguridad al perro y, además, es un buen método para que aprenda qué puede mordisquear y dónde puede hacer sus necesidades.

 

 

¿No es cruel adiestrar al perro para que esté en una jaula?

Enseñar al perro a estar en la jaula no es cruel ni injusto siempre que se utilice correctamente (como cualquier otro recurso, existe la posibilidad de que el confinamiento se use mal). Por el contrario, dejarlo sin supervisión para investigar, provocar destrozos y quizás autolesionarse es mucho más inhumano que el confinamiento. Hay que asegurarse de que el espacio es lo bastante grande para el tamaño del perro y de que éste ha comido y ha disfrutado de juegos, ejercicio y atención antes de encerrarlo. También es importante que el propietario regrese antes de que el perro tenga ganas de orinar o defecar.

 

 

¿Cuáles son las ventajas del confinamiento?

Las más importantes son dos: por un lado, le ofrece seguridad al perro, ya que le proporciona un refugio cómodo donde puede relajarse, dormir y mordisquear sus juguetes; y por otro lado evita los destrozos durante el tiempo que el propietario está ausente.

También es útil si el animal ha de viajar en algún momento con los propietarios y es necesario encerrarlo en una jaula. Si está acostumbrado al confinamiento, es más probable que el perro se sienta más seguro y sufra menos estrés.

 

 

¿Tiene alguna utilidad para enseñarles dónde hacer sus necesidades?uso_de_las_jaulas_en_perros-2

Sí. De hecho es una de las técnicas más eficaces. Dado que la mayoría de los perros evitan instintivamente hacer sus necesidades en las áreas de comer o dormir, los que utilizan su caja para dormir o como guarida, raramente harán sus necesidades dentro de ella (a menos que se les obligue a permanecer encerrados durante demasiado tiempo). Otra ventaja del confinamiento es que les enseña a tener más control sobre sus necesidades.

Tan pronto como el perro se saca del lugar de confinamiento hay que llevarlo al área designada para hacer sus necesidades y premiarlo cuando las hace en el lugar adecuado. Gracias a que el confinamiento evita que el perro mordisquee, escarbe y haga sus necesidades dentro de casa, los cachorros adiestrados mediante esta técnica tienen menos problemas de comportamiento, reciben menos medidas disciplinarias y castigos y, en consecuencia, suelen tener una mejor relación global con los propietarios.

 

ADIESTRAMIENTO EN CACHORROS

¿Cuáles son las mejores jaulas o áreas de confinamiento?

Las jaulas plegables de metal con una bandeja en el suelo suelen funcionar bien, siempre que sean lo bastante grandes para que el perro pueda estar de pie, girarse y tumbarse. Algunos perros se sienten más seguros si se cubre la jaula con una manta. También pueden usarse transportines de viaje, jaulas caseras o parques para bebés.

 

¿Dónde hay que colocar la jaula?

Dado que los perros son animales sociales, es mejor una habitación en la que la familia pase mucho tiempo, como la cocina o el salón, que una habitación aislada.

 

¿Cómo se puede convertir el confinamiento en una experiencia agradable?

La mayoría de los perros eligen enseguida una pequeña zona (un rincón de una habitación, un cojín, cerca del sofá) en la que permanecen relajados. El truco para que la jaula se convierta en su guarida preferida y el lugar escogido para dormir es asociarla con tantas experiencias tranquilas y positivas como sea posible (comida, juegos, sábanas) y hacer que el perro la utilice únicamente durante los periodos de descanso o sueño. Para conseguirlo es imprescindible conocer la rutina del perro, incluyendo sus necesidades de investigar, jugar, comer y orinar o defecar, y colocarlo en la jaula sólo cuando estas necesidades estén cubiertas. Una radio o una televisión encendidas de fondo pueden ayudar a que el cachorro se mantenga tranquilo.

 

LA JAULA NO DEBE UTILIZARSE NUNCA COMO UN CASTIGO

¿Cómo puedo adiestrar al cachorro al confinamiento?

1.  El primer paso consiste en introducir al cachorro en la jaula o área de confinamiento tan pronto como llegue a casa. También deben colocarse premios variados en la zona a lo largo del día para animar al perrito a entrar voluntariamente. Para que la jaula sea más atractiva, puede dejarse abierta con comida, agua, una manta y juguetes en su interior.

2.  El lugar elegido para que el cachorro haga sus necesidades debe estar apartado. Hay que llevar allí al cachorro, esperar hasta que haga sus necesidades y luego alabarlo verbalmente y darle algún premio. Tras un poco de ejercicio y juego se vuelve a colocar al cachorro en su jaula con un juguete, agua y un premio. Si el cachorro se mantiene relajado, se puede cerrar la jaula.

3.  Si el perrito está cansado y tranquilo, es posible que haga una "siesta" poco después de entrar en la jaula.

uso_de_las_jaulas_en_perros-34.  El siguiente paso consiste en salir de la habitación cuando el cachorro está en la jaula. El propietario ha de mantenerse cerca para poder oírlo, ya que es de esperar que las primeras veces intente escaparse o vocalice (llore, ladre,...). Si las quejas son cortas o leves deben ignorarse hasta que cesen. Si el perrito muestra pánico cuando se cierra la puerta, es necesario pasar más tiempo con el punto uno. No hay que dejar que el animal salga del confinamiento si no está calmado, ya que es una forma de que aprenda que la conducta que se premia es la tranquilidad, no los lloros. Si se duerme o lleva tranquilo unos instantes, se puede dejar la puerta abierta.

5.  A continuación se repite el proceso de confinar y soltar al cachorro aumentando  progresivamente el tiempo que el perrito pasa en la jaula. No hay que olvidar que el cachorro necesita un poco de ejercicio y hacer sus necesidades antes del confinamiento.

6.  Si el perro duerme en un extremo de la jaula y hace sus necesidades en otro, se puede dividir la jaula de algún modo y mantener así al cachorro en un área más pequeña.

7.  Nunca debe dejarse al cachorro encerrado durante más tiempo del que puede aguantar sin orinar o defecar. De lo contrario se verá obligado a hacer sus necesidades dentro de la jaula. 

8.  Si por alguna circunstancia el perrito ha de estar en una jaula durante periodos largos y es posible que necesite defecar u orinar, debería habilitarse un área más grande.

9.  Aunque la variabilidad individual es muy grande, muchos cachorros pueden aguantar sin hacer sus necesidades durante toda la noche a los 3 meses de edad. Durante el día, un cachorro de 2 meses puede aguantar unas 3 horas, uno de 3 meses hasta 4 horas y uno de 4 meses alrededor de 5 horas.

10.  ¡La jaula no debe convertirse en una excusa para ignorar al perro!

11.  Existen unas sustancias químicas denominadas feromonas que pueden ayudar a que el cachorro se adapte al nuevo ambiente y le sea más fácil aceptar la jaula. Las feromonas se producen de forma natural en las hembras y ayudan a calmar a los cachorros cuando están en el nido. Actualmente existen en el mercado feromonas sintetizadas artificialmente que, con la ayuda de un difusor, pueden facilitar al cachorro la adaptación.

 

 ADIESTRAMIENTO EN ADULTOS

¿Cuál es la mejor forma de adiestrar un perro adulto?

1.  En el caso de perros jóvenes o adultos que no hayan sido adiestrados previamente, se empieza por colocar la jaula en la zona en la que se les da de comer, durante unos días y con la puerta abierta. En el interior se dispone comida, alguna golosina y agua para que el perro entre por sí mismo. Otra posibilidad consiste en situar la jaula en el lugar en que el animal duerme, con su cama o manta en el interior. Una vez que el perro entra y sale de la jaula con tranquilidad, se puede empezar a cerrar la puerta.

2.  Mediante las mismas técnicas que se utilizan en el aprendizaje de las órdenes básicas (como "sienta" o "quieto") se puede enseñar al perro a entrar a la zona de confinamiento durante un periodo de tiempo corto para obtener comida, premios o juguetes. Una vez que el animal espera recompensas cada vez que entra en la jaula, se le adiestra para que entre en respuesta a una orden (por ejemplo, ¡jaula!) y se deja encerrado durante periodos de tiempo cada vez más largos antes de dejarle salir. Al principio es recomendable darle pequeñas recompensas (trocitos de comida) cada vez que entra la jaula y dejarle un juguete de mordisquear para que se entretenga. Durante las primeras sesiones de adiestramiento la puerta puede permanecer abierta.

3.  Cuando el perro es capaz de estar cómodo y tranquilo en la jaula, se puede empezar a cerrar la puerta por las noches. Una vez que el perro duerme bien durante la noche, se intenta que permanezca en la jaula durante el día. De nuevo hay que empezar con ausencias cortas para ir aumentando el tiempo de confinamiento gradualmente.

 

¿Es útil el confinamiento para cualquier perro?

Algunos perros no toleran estar confinados y pueden mostrar ansiedad e incluso orinarse o defecar. Estos animales se adaptan mejor a otros tipos de confinamiento, como una habitación pequeña. Si las conductas destructivas, las vocalizaciones o la ansiedad no se resuelven, pueden indicar problemas de comportamiento más graves y en estos casos es conveniente interrumpir el uso de la jaula. El uso de feromonas caninas puede ayudar a que el perro acepte la jaula en algunos casos, aunque no debe considerarse una panacea.

This client information sheet is based on material written by: Trevor Turner, BVetMed, MRCVS, FRSH, MCIArb, MAE.

© LifeLearn 2011. Utilizado con permiso bajo licencia.

Location Hours
Monday8:00am – 7:30pm
Tuesday8:00am – 7:30pm
Wednesday8:00am – 7:30pm
Thursday8:00am – 7:30pm
Friday8:00am – 5:00pm
SaturdayClosed
SundayClosed

I Love SCAH!