Administrar Medicación Líquida A Su Gato - Gatos

La manera más fácil para administrar medicación líquida a su gato es mezclándola con comida húmeda. Para asegurarse de que su gato se traga toda la medicación, lo mejor es mezclarla en una cantidad pequeña de comida y ofrecérsela con la mano, mejor que mezclar en un bol entero de comida que puede que no termine. Hay gatos en los que esta técnica no servirá. Por ejemplo en aquellos gatos que son capaces de detectar la medicación en la comida, rechazándola, o aquellos que tienen restricciones en la dieta. En estos casos, tendremos que administrar la medicación directamente a la boca. administrar-medicacin-lquida-a-su-gato

Antes de administrar la medicación, asegúrese de haber leído con atención la etiqueta y entender las instrucciones y dosis. Agite cuidadosamente para mezclar bien la medicación líquida antes de ponerla en la jeringuilla. Si la medicación necesita refrigeración, puede atemperarla manteniendo la jeringuilla en la mano durante uno o dos minutos, o calentándola al baño de maría. NO PONGA LA MEDICACIÓN EN EL MICROONDAS.

Acondicione una área donde pueda coger con seguridad a su gato. Tenga la medicación preparada y en un lugar donde le sea fácilmente accesible. Si va a administrar la medicación usted sólo, lo más cómodo es que se siente y ponga al gato en su falda. Si fuera necesario, puede enrollar al gato en una toalla o manta, dejando la cabeza expuesta. Las primeras veces, puede necesitar a alguien que le ayude a sujetar al gato.

Sujete la jeringuilla o cuentagotas con la mano con que se domine mejor (derecha o izquierda). Primero, permita que el gato lama la medicación que sale por el extremo de la jeringuilla y lentamente vaya empujando el émbolo (algunos gatos aceptarán mejor la medicación si usted la ha atemperado previamente).

Si su gato no quiere lamer el líquido, sujete suavemente el gato por el pescuezo y estire la cabeza hacia atrás (como se vé en la foto). La boca se abrirá un poco.

Ponga el extremo de la jeringuilla en la boca, justo al lado de los colmillos y avance la jeringuilla para que se coloque entre dos dientes. Asegúrese de que la jeringuilla está colocada formando un ángulo con la hilera de dientes, de forma que al administrar la medicación ésta no vaya directamente a la garganta. Esto incrementa el riesgo de que el gato inhale o aspire la medicación.

Presione la jeringuilla lentamente hasta administrar toda la medicación. Asegúrese que el gato va tragando la medicación lentamente y que puede respirar.

La mayoría de gatos escupen parte de la medicación. NO remedique a su gato, a no ser que esté completamente seguro que no le entró NADA. Cuando su veterinario calcul la dosis, ya tendrá en cuenta esta pequeña cantidad que se pierde.

Asegúrese de dar caricias y premios a su gato después de darle la medicación. Esto hará que la experiencia sea más positiva y facilitará su administración la próxima toma.

Después de cada uso, limpie el administrador o cuentagotas con agua y devuelva la medicación al refrigerador.

This client information sheet is based on material written by: Ernest Ward, DVM

© LifeLearn 2011. Utilizado con permiso bajo licencia.

Location Hours
Monday8:00am – 7:30pm
Tuesday8:00am – 7:30pm
Wednesday8:00am – 7:30pm
Thursday8:00am – 7:30pm
Friday8:00am – 5:00pm
SaturdayClosed
SundayClosed

I Love SCAH!