Conjuntivitis En Gatos - Gatos

¿Qué es una conjuntivitis? 

Se trata de un término médico que está formado por el sufijo -itis, que significa "inflamación de". Una conjuntivitis se define como la inflamación de la conjuntiva. La conjuntiva es una membrana mucosa, similar a la mucosa de la boca o de la nariz. Esta membrana está formada por una capa de células epiteliales con células secretoras de moco, que cubren el globo ocular y la parte interna de los párpados. Los gatos presentan un tercer párpado, conocido como membrana nictitante, en el canto interior del ojo, que además también está cubierto por conjuntiva. En gatos normales, la conjuntiva de los párpados no suele ser visible y presenta un color rosa pálido. En una conjuntivitis, la membrana conjuntival se torna roja y se inflama, y puede verse a través de los párpados. Además se desencadenará un aumento de la producción de lágrimas que se volverán además más espesas. La conjuntivitis puede afectar sólo a un ojo (unilateral) o a ambos (bilateral).

 

¿Cuáles son los signos clínicos de una conjuntivitis?conjuntivitis_en_gatos

Deberá sospechar que su gato tiene una conjuntivitis si observa un lagrimeo excesivo de uno o ambos ojos con legañas espesas, amarillas e incluso verdosas, y una membrana conjuntival muy roja y muy prominente. Su gato deberá ser examinado inmediatamente por su veterinario. Su gato puede parpadear o mantener el ojo cerrado, debido al dolor o fotofobia (evitando la exposición a la luz brillante) o, en casos más graves, el tejido conjuntival o tercer párpado puede estar tan inflamado que cubra todo el ojo.

 

¿Cómo se diagnostica una conjuntivitis?

El diagnóstico de conjuntivitis será realizado por su veterinario cuando haya descartado otras causas como la presencia de un cuerpo extraño, una obstrucción del conducto lacrimal que impida el drenaje normal de la lágrima, una úlcera corneal u otras lesiones en el ojo. Debido a que ciertas causas de conjuntivitis no están relacionadas directamente con el ojo, pueden ser necesarias algunas analíticas sanguíneas.

 

¿Cuáles son las causas de conjuntivitis?

Las causas de conjuntivitis pueden dividirse en dos categorías: infecciones, como bacterias, virus u otros organismos infecciosos, y causas no infecciosas.

Causas infecciosas de conjuntivitis.

Las causas más comunes de conjuntivitis en gatos son las conjuntivitis infecciosas, provocadas por bacterias, virus o hongos. Es frecuente que un virus, como el Virus de la rinotraqueitis felina (VRF), también conocido como herpesvirus felino, o el Calicivirus felino, sea la causa inicial de la inflamación. Las infecciones virales primarias pueden ser muy graves y pueden complicarse con infecciones bacterianas secundarias, como Streptococci o Staphylococci. Hay dos tipos especiales de organismos, Chlamydophila felis y Mycoplasma, que también pueden iniciar una conjuntivitis primaria.

Causas no-infecciosas de conjuntivitis.

Ciertas razas de gato como Persas, Himalayas y otras razas de pelo largo pueden nacer con un problema en la posición de los párpados llamado entropion. El entropion puede causar irritaciones corneales cuando los pelos del párpado rozan constantemente el globo ocular. Otras causas de conjuntivitis pueden ser la presencia de polvo o granos de arena que pueden quedar atrapados dentro de los párpados, o la exposición a irritantes químicos. Estas situaciones pueden complicarse con infecciones bacterianas. Las alergias son otra causa común de conjuntivitis, sin embargo, la mayoría de veces es muy difícil conocer cúal es el alérgeno específico que lo está causando.

 

¿Cómo se diagnostica una conjuntivitis? 

Ya que las infecciones bacterianas son las que dan más problemas, y debido a que será necesario reducir rápidamente el dolor y la inflamación, el tratamiento normalmente se inicia sin haber realizado pruebas diagnósticas específicas. La mayoría de infecciones virales se resuelven en 5 a 15 días. En aquellos casos en los que el paciente no mejora, o cuando su infección supone un riesgo para otras mascotas, deberán realizarse más pruebas para llegar a un diagnóstico definitivo.

Las pruebas a realizar dependerán de la historia médica y de lo que hayamos encontrado en el examen físico del ojo y del gato. Su veterinario puede medir la producción de lágrima del ojo y la presión intraocular (presión dentro del ojo). También puede teñir la córnea con fluoresceína para buscar lesiones corneales o úlceras. Además pueden hacerse raspados o biopsias para obtener más información, o puede irrigar el conducto lacrimal para asegurar un drenaje adecuado. Las analíticas sanguíneas deberán procesarse siempre que se sospeche de una enfermedad sistémica.

 

¿Cómo se trata una conjuntivitis?

El tratamiento general de una conjuntivitis incluye preparaciones oftalmológicas que contienen antibióticos de amplio espectro para controlar las infecciones bacterianas secundarias, y anti-inflamatorios para reducir la inflamación. Estas preparaciones pueden usarse en forma de colirios o ungüentos. El tratamiento tópico puede suplementarse con inyecciones o medicaciones orales.

Si se sospecha de una causa primaria, pueden usarse los siguientes tratamientos.

  1. Conjuntivitis por herpervirus:
  • Aunque estas infecciones son normalmente leves y auto-limitantes, los gatos pueden permanecer portadores del virus y pueden reincidir de forma intermitente.
  • En los casos leves, no se requerirá tratamiento.
  • Los tratamientos anti-virales no suelen ser muy efectivos.
  • Se puede usar L-lisina para ayudar en la cicatrización. A veces es necesario aplicarla durante toda la vida del gato, ya que tiene un efecto inmuno-estimulante.
  • Pueden usarse antibióticos si hay una infección bacteriana complicante.
  • Puede usarse el interferón-alfa como estimulante del sistema inmune.

     2.    Conjuntivitis por Chlamydophila o micoplasma.

  • Se puede usar un ungüento oftálmico de tetraciclina.
  • Como antibiótico oral se suele usar azitromicina.

    3.      Conjuntivitis alérgíca o eosinofílica:

  • Se puede usar orticosteroides tópicos en forma de gotas o ungüento.

 

¿Cómo tengo que administrar las medicaciones oftalmológicas?

Para tratar una conjuntivitis con éxito es muy importante hacer un tratamiento adecuadamente. La mayoría de gotas oftalmológicas deben administrarse entre tres y seis veces al día al inicio del tratamiento. Los ungüentos requieren una frecuencia menor, sin embargo, son más difíciles de administrar. Puede necesitar ayuda de alguien para administrar las gotas, al menos hasta que las molestias y el dolor estén controlados: mientras uno sujeta el gato el otro administra la medicación. Aplique entre 0.6 y 1.25 cm (¼ a ½ in) de ungüento en cada ojo, y después cierre los párpados para repartir el ungüento por todo el globo ocular. Las preparaciones líquidas pueden administrarse directamente en la superficie del ojo. Normalmente es suficiente con una o dos gotas. Si tiene dudas de como debe administrar las gotas a su gato, por favor pregunte a su veterinario.

 

¿Cuál es la respuesta que debo esperar?

Normalmente, lo ojos de un gato mejoran rápidamente, a los pocos días. Sin embargo, ­­­­. Si usted para la medicación antes de tiempo, puede hacer que la infección vuelva a resurgir y que sea más difícil de eliminarse la próxima vez.

 

¿Cuál es el pronóstico de un gato con conjuntivitis?

El pronóstico depende del diagnóstico específico. Si la causa es no-infecciosa, a veces si no eliminamos la causa inicial, no podremos controlar la conjuntivitis. Algunos de los virus que  causan conjuntivitis infecciosa son incurables, y pueden persistir de una forma latente, con recaídas cada cierto tiempo, especialmente durante períodos de estrés o enfermedad. El objetivo en estos pacientes es intentar minimizar la frecuencia y gravedad de las recaídas, optimizando la nutrición y vacunando de forma adecuada para prevenir cualquier otra enfermedad.

This client information sheet is based on material written by: Ernest Ward, DVM

© LifeLearn 2011. Utilizado con permiso bajo licencia.

Location Hours
Monday8:00am – 7:30pm
Tuesday8:00am – 7:30pm
Wednesday8:00am – 7:30pm
Thursday8:00am – 7:30pm
Friday8:00am – 5:00pm
SaturdayClosed
SundayClosed

I Love SCAH!