Cuidados Del Gato Geriátrico - Gatos

Cada vez la gente tiene más perros y gatos.

Mejoras en la nutrición, la prevención de enfermedades infecciosas y los avances en medicina veterinaria han hecho que nuestros gatos cada vez vivan más tiempo y tengan mejor calidad de vida. En la última década, el número de gatos que superan los diez años ha aumentado un 15% y el número de gatos que superan los quince años ha incrementado entre un cinco y un 14%.

 

¿Qué cambios esperamos en un gato geriátrico?

  • Es muy frecuente la aparición de osteoartritis, que hará que el gato quiera moverse menos. La pérdida de actividad a su vez provocará que las articulaciones se agarroten y empeoren los signos de artritis.
  • Si dejan de moverse se induce una atrofía muscular, que a su vez disminuirá la capacidad del gato para saltar o caminar.
  • Debido a todos estos motivos, hay una reducción en la actividad considerable. Esta disminución de la actividad hará que los requerimientos energéticos del gato disminuyan hasta un 40%. Si los gatos mantienen buen apetito, se deberá reducir la cantidad de comida, para prevenir que aumenten mucho de peso. El sobrepeso conlleva muchos problemas de salud.
  • Algunos gatos geriátricos desarrollan inapetencia o anorexia. Este puede ser debido a la pérdida de los sentidos del olfato y el gusto.
  • La enfermedad periodontal es común en gatos geriátricos, y puede contribuir a la pérdida del apetito.
  • La función intestinal, incluyendo la capacidad de los intestinos para absorber nutrientes puede estar disminuída en algunos gatos viejos.
  • La ineficiencia en los procesos digestivos y metabólicos también puede producirse debido a cambios degenerativos en el hígado, riñón y sistema endocrino.
  • En algunos gatos, puede aparecer una disminución de la sed, que aumentará el riesgo de deshidratación, especialmente cuando se presenta con una insuficiencia renal, un tipo de enfermedad del riñón común en gatos geriátricos.

 

¿Pueden afectar los cambios que se producen por la edad a la respuesta de mi gato a las medicaciones?

Los cambios en la funcionalidad no sólo afectan a la capacidad para absorber nutrientes, si no también a la manera de metabolizar los medicamentos. Las enfermedades del hígado y los riñones son frecuentes en gatos viejos. Si se combina esto con una deshidratación, el resultado es una disminución en la capacidad para eliminar los fármacos y una elevación en los niveles de fármacos circulantes en la sangre. Cuando se tratan pacientes geriátricos, las dosis y los intervalos entre medicaciones deben ajustarse.

 

¿Aún necesita vacunarse mi gato geriátrico?

Aunque conocemos aún muy poco sobre el sistema inmune felino, generalmente se asume que la función inmune se va deteriorando con la edad. Esto puede resultar en una disminución de la capacidad para luchar contra las infecciones o destruir células neoplásicas (cáncer). Sin embargo, si  la vida que lleva su gato hace que el riesgo de contraer las enfermedades más comunes sea muy bajo, es posible que su veterinario le aconseje una pauta de vacunación diferente según su condición física y su estilo de vida.

 

Mi gato geriátrico se estresa mucho cuando intento darle medicación. ¿Debería continuar dándole aunque se ponga muy nervioso?

No hay una respuesta sencilla a esta pregunta, deberá discutirlo con su veterinario. El consejo depende de la enfermedad de su gato y si el tratamiento administrado tiene el objetivo de curar la enfermedad o controlar los signos clínicos. También dependerá cómo de enfermo esté el gato. A menudo, los gatos viejos no toleran la manipulación física o los cambios ambientales, y puede llegar el momento en el que, aunque la medicina veterinaria puede ofrecerle más opciones terapéuticas, pueden no ser una buena elección en su gato. Cada caso deberá evaluarse de forma individual. Si por razones de temperamento o médicas el gato no tolera el tratamiento, deberá evitarse.

 

¿Qué enfermedades son comunes en gatos geriáticos?

La mayoría de los problemas de salud que se ven en gatos viejos son:

  • obesidad
  • enfermedad periodontal
  • desequilibrios hormonales como el hipertiroidísmo o la diabetes mellitus
  • enfermedad renal
  • enfermedad hepática
  • enfermedad cardíaca
  • neoplasia o cáncer
  • infecciones como el virus de la inmunodeficiencia felina (FIV)
  • osteoartritis

Deberá tener en cuenta que, mientras en gatos jóvenes lo normal es que presenten sólo una enfermedad a la vez, en gatos viejos no suele ser así. En gatos geriátricos, el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades puede ser complicado porque pueden haber diferentes enfermedades concurrentes.

 

¿Qué puedo hacer para optimizar la calidad de vida de mi gato geriátrico?

La  mayoría de gatos geriátricos son muy agradecidos y requieren muy pocos cuidados. Debido a que los gatos geriátricos responden muy mal a los cambios, es importante que cualquier cambio se introduzca lentamente.

Los gatos viejos deberían tener fácil acceso a una cama cómoda y cálida. Y debe situarse en algún lugar donde pueda dormir tranquilo sin interrupciones.

Deberá alimentarlo con pienso de alta calidad, fácilmente digestible. Aunque no se ha determinado todavía si los gatos geriátricos requieren algún tipo de requerimientos nutritivos específicos, se asume que cualquier gato viejo presenta algún grado de enfermedad renal o hepática subclínica. De forma que, en general, se recomiendan dietas bajas en proteínas.

Los gatos viejos deberían tener siempre agua limpia y fresca a su disposición.

Algunos gatos viejos pueden presentar cierto grado de incontinencia urinaria o fecal. Para reducir el riesgo de "accidentes", podemos ayudar al gato colocando diferentes cajas de deposiciones en diferentes sitios, cerca de las zonas donde acostumbra a dormir o comer.

 

Mi veterinario mencionó el programa geriátrico. ¿En que consiste?

El objetivo de cualquier programa geriátrico es proporcionar calidad de vida a los pacientes y frenar la progresión de las enfermedades relacionadas con la edad. Debido a que la mayoría de enfermedades crónicas que vemos en gatos viejos presentan una progresión muy lenta, muchas veces detectarlas de forma precoz sólo será posible si realizamos pruebas diagnósticas. Cuánto más pronto detectemos una enfermedad, mejor podremos tratarla para revertir o retrasar su progresión y mantener una buena calidad de vida durante más tiempo. En los gatos geriátricos deberían realizarse revisiones de forma regular (a mínimo cada seis meses).

Los programas geriátricos normalmente incluyen un examen físico, análisis de orina y sanguíneos y radiografías del abdomen y del tórax. Deberíamos apuntar el peso corporal y determinar la pauta vacunal según su estilo de vida. Pregunte a su veterinario si quiere obtener más información del programa geriátrico.

Aunque es verdad que "la vejez en sí no es una enfermedad", los pacientes viejos necesitan una atención especial. Es muy importante detectar las enfermedades de forma precoz, para que podamos tratarlas a tiempo y mejorar y alargar la calidad de vida de su gato.

This client information sheet is based on material written by: Ernest Ward, DVM

© LifeLearn 2011. Utilizado con permiso bajo licencia.

Location Hours
Monday8:00am – 7:30pm
Tuesday8:00am – 7:30pm
Wednesday8:00am – 7:30pm
Thursday8:00am – 7:30pm
Friday8:00am – 5:00pm
SaturdayClosed
SundayClosed

I Love SCAH!