Diarrea en Los Gatos - Gatos

¿Qué es la diarrea?

La diarrea ocurre cuando el gato elimina heces no formadas o heces líquidas. Generalmente se acompaña de un aumento del volumen de las heces y de la frecuencia de defecaciones. Esto ocurre porque por algún motivo se aumenta la velocidad en la que las heces pasan por los intestinos y se reduce la absorción de agua, nutrientes y electrolitos. La diarrea no es una enfermedad, es un síntoma que suele acompañar a diferentes enfermedades. Existen numerosas causas de diarrea. La diarrea puede presentarse como el único signo de la enfermedad, o acompañarse de otros síntomas si se trata de una enfermedad más generalizada. En casos más graves, también puede acompañarse con síntomas consecuencia de las diarreas en sí.

 

¿Cómo puedo saber si mi gato ha tenido diarrea?

Si su gato nunca había defecado fuera de su caja, y dediarrea-cat repente usted empieza a encontrar heces en diferentes sitios de la casa y además estas heces no están bien formadas, entonces lo más probable es que su gato tiene diarrea. Sin embargo, si a pesar de que presente diarrea, el gato sigue defecando en su caja, la diarrea puede ser más difícil de detectar. A veces observaremos restos de heces alrededor del ano, sobre todo en gatos de pelo largo. Hay que recordar que en todos los gatos se producen variaciones en la consistencia de las heces de forma normal. Si las heces líquidas o semi-líquidas persisten durante más de dos días, debería consultar a su veterinario. Si además su gato presenta otros signos de enfermedad, no espere y llame a su veterinario inmediatamente.

Si usted tiene más de un gato, será importante que intente averiguar cúal de ellos tiene la diarrea, o si hay más de un gato afectado.

 

¿Cuáles son las principales causas de diarrea?

La diarrea no es una enfermedad en sí misma, es un signo clínico que es consecuencia de otros problemas. La mayoría de estas enfermedades son enfermedades inflamatorias que afectan a una o más secciones del tracto gastrointestinal (GI). El tracto GI es un tubo largo por donde pasará la comida desde la boca hasta el ano. Las causas más comunes de inflamación en el tracto GI son agentes infecciosos como bacterias, virus, coccidios o gusanos intestinales; también pueden ser agentes irritantes no-infecciosos como toxinas químicas o plantas venenosas. Otras causas comunes de diarrea son intolerancias alimentarias o alergias a ingredientes específicos.

 

¿Cómo se determina la causa de la diarrea?

Es importante informar a su veterinario sobre todos los detalles de la historia médica de su gato. Puede ser muy útil si usted escribe por orden cronológico todo su historial antes de ir a la clínica. Sea lo más detallado posible sobre la fecha en la que empezó el problema y la progresión de los signos clínicos. ¿Se ha producido algún cambio en la rutina de su gato o en su casa? ¿Con que frecuencia tiene las diarreas? ¿Cúal es el color, consistencia y olor de las heces? ¿Muestra el gato algún otro signo como vómitos, pérdida de apetito, letargia o pérdida de peso?

Es posible que su veterinario le pide que traiga una muestra fresca de heces cuando venga a la consulta. Además del examen clínico, también puede ser que su veterinario le recomiende más pruebas diagnósticas. En casos de diarrea leve, se suele hacer un tratamiento inicial y, si no hay respuesta, entonces se empieza con más pruebas diagnósticas. Estas pruebas incluyen analíticas sanguíneas, citologías rectales, análisis fecales para buscar parásitos, cultivos fecales, radiografías y exámenes endoscópicos.

 

¿Cómo se trata la diarrea?

Inicialmente, si la diarrea no es muy severa, suele realizarse un tratamiento sintomático no específico. En gatos adultos sanos, su veterinario puede aconsejarle que retire la comida durante unas 24 horas (pero con acceso a agua) y a partir de entonces introducir la comida, en pequeñas cantidades y en varías veces, parte de una dieta altamente digestible. Su veterinario le aconsejará cual será la mejor dieta, tal sea una dieta comercial o casera, como arroz hervido o pasta con pollo hervido sin piel. En algunos casos pueden prescribirse fármacos antidiarreicos o desparasitadores. La mayoría de casos de diarrea aguda responden bastante rápido a este tratamiento conservador sin que nunca se llegue a determinar la causa. Una vez se resuelva la diarrea, usted podrá introducir la dieta habitual de su gato progresivamente, inicialmente mezclándola con la otra dieta.

Si no hay mejoría en dos o tres días, si la mejoría es muy leve, o si el gato no come o bebe como bien, vuelva a su veterinario. En estos casos es posible que su gato requiera tratamientos más agresivos basados en los resultados de las pruebas diagnósticas. La complicación más grave de diarreas graves o prolongadas es la pérdida de fluidos. Si además el gato presenta vómitos, la deshidratación puede acelerarse rápidamente. La corrección de la deshidratación puede requerir fluidos intravenosos o subcutáneos. 

 

¿Puedo usar medicaciones anti-diarreicas de personas?

Algunas de las preparaciones que se usan en personas pueden ser muy peligrosas para gatos, de forma que nunca deberían administrarse sin consultar al veterinario primero. Los productos que contengan paracetamol o aspirina son muy tóxicos para gatos.

 

Mi gato tiene diarreas crónicas. ¿Se pondrá mejor?

Una diarrea se considera crónica si lleva más de dos o tres semanas y no mejora con tratamiento habitual. Diarreas crónicas pueden ser más difíciles de diagnosticar y de tratar. Incluso después de realizar todas las pruebas diagnósticas, hay casos en los que nunca se tiene una respuesta. Sin embargo, la mayoría de casos pueden controlarse con un buen manejo dietético.

This client information sheet is based on material written by: Ernest Ward, DVM

© LifeLearn 2011. Utilizado con permiso bajo licencia.

Location Hours
Monday8:00am – 7:30pm
Tuesday8:00am – 7:30pm
Wednesday8:00am – 7:30pm
Thursday8:00am – 7:30pm
Friday8:00am – 5:00pm
SaturdayClosed
SundayClosed

I Love SCAH!