Examen Ecográfico

¿En qué consiste una ecografía? 

La máquina de ecografías emite y recibe ondas de ultrasonidos de alta frecuencia a través de una sonda o transductor. La sonda se coloca sobre el área que queremos explorar, dirigiendo las ondas a través del cuerpo. Las ondas de ultrasonidos pueden traspasar, ser absorbidas o reflejarse en los tejidos que atraviesa. Las ondas que se reflejan retornan a la sonda como "ecos" y se convierten en una imagen que se visualizará en el monitor, aportando una imagen bi-dimensional de los tejidos examinados.

La ecografía no es una técnica de imagen invasiva, ya que no implica radiación, y por este motivo se considera un técnica segura.

 

¿Qué limitaciones presenta la ecografía?examen_ecogrfico_en_gatos

El aire es el enemigo de las ondas de ultrasonidos. Debido a que los pulmones están llenos de aire, no podrán ser estudiados con el ecógrafo. La excepción a esta regla es cuando se explora una masa sólida en los pulmones. Los huesos paran el paso de las ondas de ultrasonidos, de forma que el cerebro y la médula espinal no pueden verse mediante un estudio ecográfico. Por tanto, los huesos tampoco podrán ser explorados bien mediante un examen de ultrasonidos.

 

¿Qué tipo de enfermedades pueden diagnosticarse mediante una ecografía?

El examen ecográfico permite la visualización detallada de muchos órganos del cuerpo. La ecografía es la mejor técnica de imagen para el diagnóstico y monitorización de la gestación, debido a que los fetos pueden visualizarse a tiempo real, permitiendo una valoración de su desarrollo y viabilidad.

El examen ecográfico nos permitirá visualizar las estructuras internas del riñón, hígado y otros órganos abdominales, y ayuda a detectar quistes y tumores. Es una herramienta excelente para visualizar órganos huecos como la vejiga de la orina.

El ecógrafo es especialmente útil para examinar el corazón y detectar enfermedades cardíacas, mediante la técnica que llamamos ecocardiografía. Mediante esta técnica medimos el grosor de las paredes del corazón, el tamaño de las cámaras y el movimiento de las válvulas y otras estructuras cardíacas, aportando información sobre la funcionalidad del corazón. La ecografía doppler es otra técnica en la que se mide la dirección y velocidad del flujo sanguíneo en el corazón y los vasos sanguíneos. La tecnología Doppler flujo-color aún permite visualizar mejor el movimiento de la sangre a través del corazón y de los vasos sanguíneos más importantes. Algunos ecógrafos pueden medir la velocidad y la dirección del flujo a través de las cuatro cámaras del corazón.

Hay algunas enfermedades que presentan una apariencia ecográfica específica, y pueden diagnosticarse mediante el ecógrafo. Sin embargo, hay otras enfermedades que no.

 

¿Se pueden hacer biopsias con el ecógrafo?

Una de las ventajas del examen ecográfico es la capacidad para detectar áreas anormales en órganos específicos. Si observamos una área anormal en algún órgano, podremos realizar una biopsia precisa de esa área usando la técnica que llamamos biopsia eco-guiada. Una biopsia proporcionará al patólogo una sección de tejido que será examinado mediante el microscopio. En muchos casos, el patólogo podrá aportar un diagnóstico.

 

¿Qué se necesita para realizar un examen ecográfico?

Si lo que queremos es explorar el corazón, no hace falta ninguna preparación especial. Si lo que se quiere explorar es el abdomen, idealmente debería mantenerse en ayunas unas doce horas. La vejiga de la orina se visualizará mejor si se mantiene llena de orina. Siempre que sea posible, intente evitar que el gato orine dentro de las tres o seis horas antes de la ecografía.

 

¿Hace falta anestesia?

Si su gato colabora, no será necesario ningún tipo de sedación o anestesia para realizar una ecografía del corazón o del abdomen. Sin embargo, si hace falta tomar una biopsia, puede ser necesario aportar anestésicos de corta duración o sedantes potentes para mantener a su gato relajado durante el procedimiento, y prevenir las complicaciones potenciales. Su veterinario decidirá si su gato requiere o no sedación o anestesia.

 

¿Será necesario rasurar el pelo de mi gato?

Para realizar un examen ecográfico, será necesario rasurar el pelo en la gran mayoría de casos. Debido a que las ondas de ultrasonidos no se transmiten a través del aire, es necesario que la sonda esté en contacto directo con la piel. En algunos casos, como en el diagnóstico de gestación, podemos intentar obtener una buena calidad de imagen mojando el pelo con alcohol y aplicando una cantidad grande de gel para ultrasonidos. Sin embargo, en todos los casos, las mejores calidades de imagen se obtienen cuando el área examinada está rasurada.

 

¿Es una técnica cara?

Aunque el coste inicial puede parecer elevado, se tiene que tener en cuenta que la tecnología que se utiliza es muy cara, que se necesita una formación especializada para interpretar las imágenes, y que se requiere una cantidad considerable de tiempo para realizar el examen completo. La ecografía se  ha convertido en una técnica muy útil, no-invasiva, para evaluar los órganos internos, la función cardíaca y estructuras oculares.

This client information sheet is based on material written by: Ernest Ward, DVM

© LifeLearn 2011. Utilizado con permiso bajo licencia.

Location Hours
Monday8:00am – 7:30pm
Tuesday8:00am – 7:30pm
Wednesday8:00am – 7:30pm
Thursday8:00am – 7:30pm
Friday8:00am – 5:00pm
SaturdayClosed
SundayClosed

I Love SCAH!