Fallo Renal Crónico en Gatos - Gatos

¿Cuál es la función de los riñones?

Los riñones tienen diferentes funciones. Su principal función es limpiar la sangre de toxinas y sustancias de deshecho, regular el nivel sanguíneo de ciertas sustancias esenciales como el sodio o el potasio, ayudar a conservar el agua del cuerpo y producir la orina.

 

¿Qué es un fallo renal crónico?

"...el daño renal se habrá ido produciendo durante meses o años antes de que el fallo sea evidente."

Los riñones tiene una gran capacidad de adaptación, de forma que es necesario que al menos, dos tercios de los riñones (67%-70%) estén afectados para que empiecen a mostrar disfunción y signos clínicos. En muchos casos, el daño renal se habrá ido produciendo durante meses o años antes de que el fallo sea evidente. El fallo renal crónico (FRC) es una de las enfermedades más frecuentes en los gatos viejos. Solamente el 10% de los casos ocurren en gatos de menos de tres años.

 

¿Cuáles son los signos clínicos de un fallo renal crónico?

Los primeros signos son pérdida de peso y pobre calidad del pelo. Estos signos muchas veces se malinterpretan porque se cree que son consecuencia de la vejez del gato. En los estadios iniciales de fallo renal, los riñones pierden su capacidad para concentrar la orina (producen grandes cantidades de orina muy diluida). Esta fase se conoce como la fase compensada del fallo renal. Cuando llegan a fallar dos tercios del tejido renal, entonces se producirá un aumento considerable de los productos de desecho en la sangre y los signos clínicos empiezan a hacerse más evidentes.

 

¿Cuáles son las causas de FRC?

"El FRC, más que asociarse a una enfermedad concreta,
suele ser el estadio final de diferentes procesos."

El FRC, más que asociarse a una enfermedad concreta, suele ser el estadio final de diferentes procesos. Las enfermedades o condiciones que potencialmente pueden inducir un FRC son:

  1. malformaciones congénitas de los riñones - cómo la enfermedad renal poliquística en gatos de pelo largo.
  2. Pielonefritis - infecciones bacterianas del riñón.
  3. Glomerulonefritis - inflamación o lesión de la membrana del riñón que se encarga de la filtración.
  4. Neoplasia - varios tumores del riñón, con frecuencia linfosarcoma.
  5. Amiloidosis - acúmulo anormal en el riñón de una proteína que impide su correcto funcionamiento.
  6. Infecciones víricas como el virus de la leucemia felina (FeLV) o virus de la peritonitis felina (FIP).
  7. Cálculos renales o ureterales.

 

¿Cómo se diagnostica la enfermedad?anestesia_en_gatos

La enfermedad renal suele diagnosticarse midiendo en sangre el nivel de dos bioproductos bioquímicos, la urea y la creatinina, junto con la densidad de la orina. La microalbuminuria (presencia de pequeñas moléculas proteicas en la orina) es otro indicador de FRC. También puede ser necesario realizar otras pruebas para determinar la extensión de la enfermedad y encontrar la causa y tratamiento: niveles sanguíneos de proteínas, potasio, fósforo y calcio y un hemograma, para valorar el nivel de glóbulos rojos y blancos.

 

¿Podría el fallo renal haberse diagnosticado antes?

"Ni los signos clínicos ni el aumento en la urea y creatinina,
serán evidentes hasta que el fallo renal esté avanzado."

Desafortunadamente, el diagnóstico precoz del fallo renal crónico es muy difícil. Ni los signos clínicos ni el aumento en la urea y creatinina, serán evidentes hasta que el fallo renal esté avanzado.  Es por eso que nosotros recomendamos realizar un urianálisis cada 6 o 12 meses para diagnosticar la enfermedad renal en sus primeros estadios. Un baja especificidad urinaria o un incremento en el nivel de proteínas en la orina indicará que el riñón no funciona de forma óptima.

 

¿Cómo puede afectar un FRC a mi gato?

Debido a que el riñón realiza diferentes funciones, los signos clínicos de fallo renal pueden ser muy variables. Los cambios más comunes son pérdida de peso, pobre calidad del pelo, halitosis (mal aliento), disminución del apetito que puede estar asociado con la aparición de úlceras bucales, letargia y depresión. Otros signos no tan frecuentes son aumento de la cantidad de orina, aumento de la sed, vómitos, diarrea y anemia.

 

¿Qué tratamientos podemos utilizar?

"ES IMPORTANTE QUE SU GATO TENGA SIEMPRE AGUA FRESCA
DISPONIBLE PORQUE LOS GATOS CON FALLO RENAL SE PUEDEN
DESHIDRATAR MUY RÁPIDAMENTE."

El tratamiento para el FRC dependerá de los resultados de las analíticas sanguíneas y del tipo de signos clínicos que presente. No se preocupe si la lista que se describe a continuación es muy larga, porque usted no va a tener que administrar todas las medicaciones al mismo tiempo. La mayoría de gatos responden bien administrándoles una dieta y una o más de las siguientes medicaciones:

  • Dietas específicas - dietas bajas en proteínas y bajas en fósforo, que ayudarán a disminuir el nivel de productos de deshecho de la sangre. Pueden ser dietas caseras o comerciales, que podrá adquirir en su veterinario.

 

  • Quelantes del fósforo - en algunos gatos, a pesar de alimentarse con dietas bajas en fósforo, el fósforo sigue manteniéndose elevado. Si conseguimos reducir el nivel de fósforo en su gato, hará que este se sienta mejor y se frene la progresión de la enfermedad. Quelantes orales del fósforo como el hidróxido de aluminio ayudará a disminuir la cantidad de fósforo que se absorbe en los intestinos.

 

  • Antibióticos - algunos gatos responden bien al tratamiento con antibióticos, aunque la causa específica no está clara. Los gatos con FRC desarrollan infecciones de orina con más frecuencia y muchas veces se les recomiendan cultivos de orina de forma rutinaria.

 

  • Suplementos de potasio - los gatos con fallo renal tienden a perder mucho potasio en la orina. Esto llevará a una debilidad muscular, rigidez y pobre calidad del pelo. Los niveles bajos de potasio además pueden contribuir por sí mismos a empeorar el fallo renal.

 

  • Vitamina B y C - cuando los riñones no funcionan bien, son incapaces de concentrar la orina, y las vitaminas que son solubles en agua, se perderán.

 

  • Anti-eméticos - en aquellos casos en los que el gato presente vómitos, la administración de anti-eméticos (fármacos para controlar los vómitos), mejorarán mucho el apetito.

 

  • Fármacos par disminuir la presión arterial - muchos de los gatos con fallo renal presentan un aumento de la presión arterial, que puede inducir más daño sobre los riñones. En algunos casos, estos gatos van a necesitar fármacos para controlar la presión arterial.

 

  • Tratamiento para la anemia - los riñones son los responsables de estimular la producción de glóbulos rojos en la médula ósea. Algunos gatos con FRC se presentarán anémicos debido a una disminución en la estimulación de la médula ósea. Se están desarrollando nuevos medicamentos para estimular la médula ósea.

 

ES IMPORTANTE QUE SU GATO TENGA SIEMPRE AGUA FRESCA DISPONIBLE PORQUE LOS GATOS CON FALLO RENAL SE PUEDEN DESHIDRATAR MUY RÁPIDAMENTE.

 

¿Cuánto cuesta el tratamiento?

El coste del tratamiento variará en cada caso individual. En la mayoría de los casos, el manejo a largo plazo resulta relativamente barato.

 

¿Cuánto tiempo va a vivir mi gato?

Desafortunadamente, una vez los riñones están dañados, la capacidad para recuperarse es muy limitada. Sin embargo, con un manejo apropiado, la mayoría de gatos con FRC van progresando lentamente. Con tratamiento, su gato puede vivir varios años con una buena calidad de vida.

 

This client information sheet is based on material written by: Trevor Turner, BVetMed, MRCVS, FRSH, MCIArb, MAE.

© LifeLearn 2011. Utilizado con permiso bajo licencia.

Location Hours
Monday8:00am – 7:30pm
Tuesday8:00am – 7:30pm
Wednesday8:00am – 7:30pm
Thursday8:00am – 7:30pm
Friday8:00am – 5:00pm
SaturdayClosed
SundayClosed

I Love SCAH!