Enfermedad de los gusanos del corazón en perros - Perros

¿Qué causa la enfermedad de los gusanos del corazón?

La enfermedad de los gusanos del corazón o dirofilariosis es una enfermedad grave y potencialmente fatal. Está causada por un parásito sanguíneo llamado Dirofilaria immitis.

Los gusanos adultos se encuentran en el corazón y los vasos grandes adyacentes de los perros infectados. Raramente, los gusanos también pueden ser encontrados en otras partes del sistema circulatorio. Las hembras de gusanos son unos 15-36 cm (6-14”) de largas y 5 mm (1/8”) de anchas. El macho es la mitad del tamaño de una hembra. Un perro puede llegar a tener más de 300 gusanos en el momento del diagnóstico.

“Los adultos de los gusanos del corazón pueden vivir más de cinco años…”

Los adultos de los gusanos del corazón pueden vivir más de cinco años y, durante este tiempo, las hembras producen millones de crías llamadas microfilarias. Estas microfilarias viven principalmente en los pequeños vasos de la circulación sanguínea.

¿Cuál es el ciclo vital de los gusanos del corazón?

 

“…los parásitos requieren el mosquito como huésped intermediario…”

 

El ciclo vital de los gusanos del corazón es complicado. Los parásitos requieren el mosquito como huésped intermediario antes de completar su ciclo vital en el perro. Al menos 30 especies de mosquitos pueden transmitir los gusanos del corazón.

El ciclo vital empieza cuando una hembra de mosquito pica un perro infectado e ingiere las microfilarias durante su alimentación de sangre. Las microfilarias se desarrollan durante 10-30 días en el intestino del mosquito y entonces migran a las partes bucales del mosquito. En este estadio, se consideran larvas infectivas y podrán completar su maduración cuando entran en el perro. Las larvas infectivas entran en el cuerpo del perro cuando el mosquito pica al perro. Entonces migran por la circulación sanguínea y se mueven hacia el corazón y grandes vasos adyacentes, donde maduran a adultos, se aparean y se reproducen formando más microfilarias en unos 6-7 meses.

¿Dónde encontramos enfermedad del gusano del corazón?

 

“La enfermedad del gusano del corazón aparece alrededor de todo el mundo.”

 

La enfermedad del gusano del corazón aparece alrededor de todo el mundo. En los Estados Unidos, antes estaba limitada a las regiones del sur y sureste. Se han descrito múltiples casos en el Golfo de Méjico, la costa del Océano Atlántico y alrededor del río Misisipi y tributarias. Sin embargo, la enfermedad se ha expandido y ahora la encontramos en la mayoría de regiones de Estados Unidos, incluyendo California, Oregon y Washington. En Canadá, la enfermedad es muy problemática en aquellas áreas donde el mosquito es muy abundante, sobretodo en zonas pantanosas y las provincias costeras. La mayoría de los casos en Canadá tienen lugar alrededor de los grandes lagos.

¿Cómo se disemina la enfermedad?

 

“…la enfermedad no se disemina directamente de perro a perro.”

 

Debido a que la transmisión requiere de un mosquito como huésped intermediario, la enfermedad no se disemina directamente de perro a perro. La diseminación de la enfermedad coincide con la estacionalidad del mosquito, que puede llegar a ser de todo el años en algunas regiones de Estados Unidos. El número de perros infectados y la duración de la estacionalidad del mosquito están directamente correlacionadas con la incidencia de la enfermedad en ciertas áreas.

El mosquito habitualmente pica al perro allí donde el pelo es más corto. Sin embargo, tener el pelo largo no previene completamente de la infección.

heartworm_2_2009¿Qué hace el gusano del corazón en el perro?

Normalmente pasan varios años antes de que el perro muestre signos clínicos de la infección. De forma que la mayoría de perros son diagnosticados entre los dos y los ocho años. La enfermedad es rara en perros más jóvenes de un año debido a que la microfilaria tarda de cinco a siete meses a madurar a adulto después de la infección. Desafortunadamente, cuando aparecen los signos clínicos, la enfermedad ya suele estar muy avanzada.

Los gusanos del corazón adultos: los gusanos adultos provocan enfermedad al colapsar el corazón y los grandes vasos sanguíneos. Además interfieren en el buen funcionamiento de las válvulas del corazón. Al colapsar los principales vasos, la sangre que irriga los otros órganos del cuerpo se ve reducida, particularmente el flujo sanguíneo de los pulmones, hígado y riñones provocando disfunción de estos órganos.

Los signos de la enfermedad dependen del número de gusanos adulto presenten, la localización de los gusanos, el tiempo que lleven en el perro y el grado de daño que han sufrido el corazón, los pulmones, el hígado y los riñones.

 

“Los signos de la enfermedad del gusano del corazón son una tos seca, suave, respiración corta… y pérdida de energía.”

 

Los signos de la enfermedad del gusano del corazón son una tos seca, suave, respiración corta… y pérdida de energía. Todos estos signos son más obvios después del ejercicio, cuando el perro puede incluso desmayarse o sentirse desorientado. Su veterinario puede detectar sonidos respiratorios pulmonares y cardíacos anormales al auscultar el tórax con un fonendoscopio. En casos avanzados, puede desarrollarse un fallo cardíaco congestivo y puede acumularse líquido en el abdomen y extremidades. También puede verse pérdida de peso, pobre condición corporal y anemia. En casos de perros muy infectados los perros pueden morir de forma repentina durante el ejercicio o excitación.

Microfilarias (gusanos inmaduros): Las microfilarias circulan por todo el cuerpo pero permanecen sobretodo en los pequeños vasos sanguíneos. Debido que su tamaño es aproximadamente el de los pequeños vasos, pueden producir bloqueos de la circulación sanguínea en estos vasos. Las células que se suplían de estos vasos quedan desprovistas de nutrientes y oxígeno. Suelen dañar primariamente los pulmones y el hígado. La destrucción del tejido pulmonar es lo que induce la tos. La lesión hepática puede llevar a cirrosis del hígado, causando ictericia, anemia y debilidad generalizada. Los riñones pueden además quedar afectados y inducir un acumulo de toxinas en el cuerpo.

¿Cómo se diagnostica la enfermedad del gusano del corazón?

En la mayoría de casos, es necesario una o más pruebas sanguíneas para diagnosticar la enfermedad. Pueden llegar a ser necesarias más pruebas para determinar si es seguro el tratamiento para esta enfermedad en el paciente. Alguno o todas las siguientes pruebas pueden ser necesarias antes de iniciar el tratamiento:

Pruebas sexológicas para antígenos del gusano adulto (test antígeno, ELISA, test SNAP): Estas pruebas se realizan sobre una muestra sanguínea.

 

“La mayoría de las pruebas más usadas  detectan antígenos (proteínas) producidos por los gusanos adultos.”

 

La mayoría de las pruebas más usadas  detectan antígenos (proteínas) producidos por los gusanos adultos. Puede llegar a dar positivo incluso si el perro no tiene microfilarias en la sangre (aproximadamente el 20% de los casos). Los perros con menos de cuatro o cinco gusanos adultos pueden no llegar a producir suficiente antígeno circulante para dar un test positivo, de forma que en alguna ocasión podemos tener falsos negativos en perros con una baja carga de parásitos o en estadíos tempranos de la infección. Debido a que los antígenos solamente están producidos por las hembras de los gusanos, si tenemos una población sólo de adultos machos esto puede dar falsos negativos. De forma que para que el test de positivo debe haber por lo menos cuatro o cinco hembras de gusano.

Pruebas sanguíneas para microfilarias (microcópico o test de Knott):heartworm_disease-3_2009

“Muestras sanguíneas examinadas baja el microscopio para buscar la presencia de microfilarias.”

Se centrifuga una muestra de sangre y entonces se examina al microscopio para buscar microfilarias. Si vemos las microfilarias, la prueba se considera positiva. El número de microfilarias vistas nos dan una indicación de la gravedad de la infección. Sin embargo, las microfilarias suelen encontrarse en la sangre en mayor número durante los meses de verano y otoño, de forma que la época en la que se tome la muestra afectará a esta prueba. El 20% aproximadamente de los perros dan resultados negativos, a pesar de que tienen gusanos del corazón. Eso es porque su sistema inmunitario ha sido capaz de destruir las microfilarias. Además existen otros tipos de parásitos sanguíneos que pueden confundirse con microfilarias. Por todas estas razones, las pruebas de antígeno se prefieren para el diagnóstico.

Otras pruebas sanguíneas (hemograma, bioquímica sanguínea, electrolitos): Anormalidades en el hemograma y pruebas sanguíneas del riñón e hígado pueden sugerir la presencia de esta enfermedad. Estas pruebas deben realizarse en todos los pacientes diagnosticados de la infección para determinar cual es el daño en los órganos y el estado de salud general del paciente.

Radiografías (rayos-X): Una radiografía de un perro con gusanos del corazón mostrará habitualmente un aumento en el tamaño del corazón y de la gran arteria (arteria pulmonar) que va del corazón al pulmón. Estos signos nos compatibles con la enfermedad. Las radiografías también nos informan sobre el estado del corazón, pulmones y vasos pulmonares. Con toda esta información se puede predecir una mayor posibilidad de complicaciones relacionadas con el tratamiento.

Electrocardiograma (ECG o EKG): Un electrocardiograma es un trazado de la actividad eléctrica generada por el corazón. Puede ser útil para determinar la presencia de ritmos cardíacos anormales. Estas pruebas pueden detectar agrandamientos de las cámaras del corazón y ayudan a determinar si un perro puede recibir el tratamiento de forma segura.

Ecocardiografía (ecografía del corazón): Un examen ecográfico del corazón muestra las cámaras del corazón permitiendo evaluar el estado general del corazón. Los gusanos también pueden visualizarse.

¿Cómo se trata la enfermedad del corazón?

Existen riesgos durante el tratamiento, aunque las fatalidades son raras.

 

“En el pasado, las medicaciones usadas para tratar la infección por el gusano del corazón contenían altos niveles de arsénico…”

 

En el pasado, las medicaciones usadas para tratar la infección por el gusano del corazón contenían altos niveles de arsénico y aparecían efectos secundarios tóxicos con frecuencia. Actualmente ha aparecido un fármaco nuevo que no tiene tantos efectos secundarios, permitiendo mayor éxito en el tratamiento, más del 95% de los perros.

Cuando el perro es diagnosticado, ya suelen tener la enfermedad muy avanzada. Esto significa que los gusanos del corazón han estado presentes el suficiente tiempo como para causar daño en el corazón, pulmones, vasos sanguíneos, riñones e hígado. En algunos casos el daño están avanzado que resulta más prudente tratar primero el daño del órgano afectado antes que arriesgarse a tratar la enfermedad. Los perros en estas condiciones no suelen vivir más que unas cuantas semanas  o meses. Su veterinario le aconsejará cual es el mejor tratamiento para su perro.

Tratamiento para matar los gusanos adultos:

 

“Pueden aplicarse fármacos inyectables para matar los gusanos adultos.”

Pueden aplicarse fármacos inyectables para matar los gusanos adultos. Estas medicaciones matarán los gusanos adultos en el corazón y los grandes vasos. Las inyecciones pueden dividirse y darse con 30 días de separación. Su veterinario determinará cual es la mejor pauta de inyecciones según el estado de su perro. Algunos perros también pueden necesitar antibióticos para combatir una potencial infección con bacterias (Wolbachia) que vive en el gusano.

 

“Es muy importante el reposo absoluto después del tratamiento.”

 

Es muy importante el reposo absoluto después del tratamiento. Los gusanos adultos mueren en unos cuantos días y empiezan a descomponerse. Cuando ellos se rompen, son arrastrados hasta los pulmones, donde pueden obstruir pequeños vasos y eventualmente ser reabsorbidos por el cuerpo. Esta reabsorción puede tardar de varias semanas a meses y la mayoría de complicaciones post-tratamiento están provocadas por los fragmentos de los gusanos muertos. Esto periodo es muy peligroso de forma que es absolutamente esencial que el perro se mantenga en reposo y no se le permita ejercicio durante el mes que dura el tratamiento. La primera semana después de la inyección es la más crítica ya que es cuando el gusano está muriéndose. La tos puede persistir incluso siete u ocho semanas después del tratamiento en perros muy infectados. Si la tos empeora, informe a su veterinario.

Si el perro tiene alguna reacción al tratamiento, lo mejor es detectarlo cuanto antes. Cualquier signo de pérdida de apetito, respiraciones cortas, tos grave, tos con sangre, fiebre o depresión, debe notificarse inmediatamente a su veterinario. Generalmente el tratamiento con antiinflamatorios, antibióticos, reposo, cuidados de soporte y fluidos intravenosos es efectivo.

Tratamiento para matar microfilaria: Aproximadamente un mes después del tratamiento para matar a los adultos,heartworm_disease-4_2009 el perro deberá volver al hospital para la administración de una medicación para matar a las microfilarias. Su perro puede necesitar hospitalización durante ese día. Después del tratamiento, su perro deberá empezar con medicación para prevenir que se reinfecte.

 

“Existen nuevos protocolos de tratamiento para matar las microfilarias.”

 

Existen nuevos protocolos de tratamiento para matar las microfilarias. Su veterinario seleccionará la mejor medicación y la pauta según el estado de su perro.

¿Son necesarios otros tipos de tratamiento?

Los perros con enfermedades del gusano del corazón graves pueden requerir antibióticos, analgésicos, dietas especiales, diuréticos para eliminar los fluidos acumulados en los pulmones y fármacos para mejorar la funcionalidad cardíaca antes del tratamiento para los gusanos del corazón. Incluso después de que los gusanos del corazón hayan muerto, estos perros pueden necesitar tratamiento de por vida para el corazón. Estos tratamientos incluyen diuréticos, medicaciones cardíacas como inhibidores-ECA, betabloqueantes o cardioglucósidos, así como dietas especiales bajas en sal.

¿Cuál es la respuesta al tratamiento y el pronóstico?

Los propietarios de perros normalmente se sorprenden gratamente de la mejoría de su perro después del tratamiento, especialmente en aquellos perros que ya tenían signos de la enfermedad. La mayoría de los perros mostrarán mayor vigor y vitalidad, mejorando el apetito y ganando peso.

¿Cómo puedo prevenir que mi perro contraiga gusanos del corazón?

Usted puede prevenir que su perro contraiga gusanos usando fármacos preventivos. Cuando un perro ha sido tratado con éxito para esta enfermedad, es muy importante iniciar un programa de prevención para evitar recidivas futuras. Los fármacos preventivos actuales son muy efectivos y seguros, y ningún perro debería perpetuar esta fastidiosa enfermedad.

 

This client information sheet is based on material written by: Ernest Ward, DVM

© Copyright 2011 Lifelearn Inc. Used and/or modified with permission under license.

Location Hours
Monday8:00am – 7:30pm
Tuesday8:00am – 7:30pm
Wednesday8:00am – 7:30pm
Thursday8:00am – 7:30pm
Friday8:00am – 5:00pm
SaturdayClosed
SundayClosed

I Love SCAH!