Enfermedad De Lyme En Perros - Perros

¿Qué es la enfermedad de Lyme?

La enfermedad de Lyme está causada por una espiroqueta, Borrelia burgdorferi. Una espiroqueta es un tipo de bacteria.

“La enfermedad de Lyme se transmite a los perros a través de la picadura de una garrapata”

La enfermedad de Lyme se transmite a los perros a través de la picadura de una garrapata. Una vez en el torrente sanguíneo, el organismo de la enfermedad de Lyme será transportado a  diferentes partes del cuerpo y puede llegar a las articulaciones. Antes se pensaba que sólo un tipo concreto de garrapatas podían transmitir la enfermedad, pero ahora parece ser que muchos tipos de especies están implicadas. El tipo más común de garrapata portadora de la enfermedad de Lyme es la garrapata ciervo. 


¿La  enfermedad de Lyme puede afectar a las personas?lyme_disease-1_2012

Sí, pero las personas no se contagian directamente de los perros. Las personas se contagian al ser picadas por las mismas garrapatas que transmiten la enfermedad en los perros. De forma que, prevenir la infestación por garrapatas es importante para usted y a para su perro.

 

¿Cuáles son los signos clínicos?

La mayoría de la gente con enfermedad de Lyme desarrolla  una peculiar herida en forma de “ojo de toro” en el lugar donde picó la garrapata entre el tercer día y el día treinta. Si detectamos esta herida podemos detectar la enfermedad en un estadio temprano.

Los síntomas de la enfermedad de Lyme son más difíciles de detectar en animales que en personas. Esta herida característica no se desarrolla en perros y gatos. Debido a que los síntomas de la enfermedad pueden aparecer mucho más tarde de que se haya producido la picadura y debido a que los síntomas son muy parecidos a los que provocan otras enfermedades, la enfermedad de Lyme en animales no suele considerarse hasta que hemos eliminado otras enfermedades.

“Muchas veces se describe a los perros afectados que “andan como pisando huevos””

Muchos de los perros afectados con enfermedad de Lyme van al veterinario por presentar dolor generalizado y porque no quieren comer. Muchas veces se describe a los perros afectados que “andan como pisando huevos”. Muchas veces estos perros presentan fiebre muy alta. Estas cojeras dolorosas a menudo aparecen de forma repentina y pueden ir pasando de una articulación a otra.  Si no se tratan, pueden llegar a desaparecer solas, pero vuelven a recurrir en semanas o meses.

Algunos animales infectados con el organismo de la enfermedad de Lyme no muestran signos hasta un año después. Llegado a este punto, la enfermedad puede haberse extendido a todo el cuerpo.

 

¿Cómo se diagnostica la enfermedad de Lyme?

Todos los perros con cojeras, inflamación de las articulaciones y fiebre son sospechosos de padecer la enfermedad de Lyme. Sin embargo, existen otras enfermedades que también presentan estos síntomas. Existen dos pruebas sanguíneas que pueden usarse para confirmar el diagnóstico. El primero es una prueba de anticuerpos. Esta prueba no detecta la espiroqueta en la sangre, sino que detecta la presencia de los anticuerpos creados para combatirlas. Estas pruebas pueden dar falsamente negativas si el perro infectado aun no ha formado los anticuerpos, o si nunca llegó a formar suficientes anticuerpos para llegar a dar una reacción positiva. Esto puede ocurrir en animales con el sistema inmunitario deprimido. Algunos perros que han estado infectados durante periodos muy largos pueden no presentar en sangre suficientes anticuerpos para que puedan detectarse en la prueba. De forma, que un resultado positivo es significativo pero no un resultado negativo.

La segunda prueba es el test de la reacción en cadena de la polimerasa (PCR). Es una prueba del ADN muy específica y muy sensible. Sin embargo, no todos los perros tienen espiroquetas  en sus células sanguíneas. Si hacemos la prueba sobre la sangre, podemos obtener falsos negativos. La mejor muestra para realizar el test de PCR es el fluido de la articulación afectada.

 

¿Cómo se trata la enfermedad de Lyme?             

“Debido a que la espiroqueta Lyme es una bacteria, puede controlarse con antibióticos”.

Debido a que la espiroqueta Lyme es una bacteria, puede controlarse con antibióticos. Sin embargo,  será necesario que el tratamiento sea largo para erradicar completamente el organismo. El primer antibiótico elegido  para tratar los animales infectados puede no ser efectivo contra la enfermedad, especialmente si la infección es crónica. En estas situaciones, suele ser efectivo probar con otro antibiótico. Ocasionalmente, la infección inicial puede recurrir o el perro puede volver a re-infectarse al ser picado por otra garrapata.

 

¿Cómo puede prevenir a mi perro de contraer la enfermedad de Lyme?lyme_disease-2_2012

La clave para la prevención es mantener a su perro libre de garrapatas. Las garrapatas suelen encontrarse en áreas con muchas hierbas, bosques o arena. Las garrapatas se sitúan en la punta de las hierbas, hojas,  matorrales o árboles bajos, especialmente en zonas de cedros. Entonces ellas esperan a que sus sensores detecten que se aproxima un animal donde trepar o dejarse caer. Mantener a los animales lejos de la maleza reduce la posibilidad de coger garrapatas. Los perros deberían mantenerse en los senderos cuando caminen cerca de zonas boscosas o con hierbas altas. La vacuna contra con la enfermedad de Lyme es recomendable para perros que viven en las zonas endémicas o que van a viajar a áreas donde la enfermedad es prevalente.

 

¿Cómo debería quitarle las garrapatas a mi perro?

Revise a su perro inmediatamente después de haber paseado por áreas con garrapatas. Las garrapatas ciervo son unas garrapatas muy pequeñas y en su estadio juvenil tienen el tamaño de la cabeza de un alfiler, pero son más grandes y más obvias cuando son adultas, sobre todo después de alimentarse. Si usted encuentra una garrapata moviéndose sobre su perro, la garrapata no está alimentándose. Elimine la garrapata rápidamente y colóquela dentro de alcohol o aplástela apretándola contra dos superficies sólidas. Si encuentra la garrapata agarrada a su mascota, arranque la garrapata con unas pinzas o con las uñas de sus dedos lo más cerca de la piel del perro que pueda, después empuje firmemente hacia fuera. Asegúrese de proteger sus dedos a la exposición con papel o con guantes desechables. Puede necesitar otra persona para ayudarle a sujetar el perro. Eliminar la garrapata rápidamente es importante porque parece ser que la enfermedad no se transmite hasta que la garrapata ha estado alimentándose durante aproximadamente doce horas. Si usted aprieta la garrapata, no permite que el contenido, incluyendo la sangre, entre en contacto con su piel. La espiroqueta que causa la enfermedad de Lyme puede atravesar la piel a través de heridas o cortes en la piel.

 

¿Hay una vacuna para proteger a mi perro de la enfermedad de Lyme?

Existe una vacuna efectiva y segura para proteger a mi perro de la enfermedad de Lyme. Esta vacuna se administra inicialmente dos veces con un intervalo de dos o tres semanas.

“Las revacunaciones anuales son necesarias para mantener la inmunidad”

Las revacunaciones anuales son necesarias para mantener la inmunidad. La necesidad de vacunar contra la enfermedad de Lyme vendrá determinada por el estilo de vida del perro y deberá evaluarse el riesgo individual. Consulte con su veterinario cual es la mejor pauta vacunal para su perro.

This client information sheet is based on material written by: Ernest Ward, DVM

© Copyright 2012 Lifelearn Inc. Used and/or modified with permission under license.

Location Hours
Monday8:00am – 7:30pm
Tuesday8:00am – 7:30pm
Wednesday8:00am – 7:30pm
Thursday8:00am – 7:30pm
Friday8:00am – 5:00pm
SaturdayClosed
SundayClosed

I Love SCAH!