Entrenamiento en Casa del Cachorro - Perros

¿Cuánto tiempo puedo durar el aprendizaje de mi perro para enseñarle dónde puede hacer sus cosas?

Sólo es necesario enseñarle unas cuantas reglas básicas, pero puede durar muy poco tiempo o en ocasiones varios días o varias semanas. Esto no implica que podamos confiar en que el cachorro vaya por la casa sin hacerse nada. Lo que debería aprender lo más rápidamente posible es donde debe hacer sus cosas y las consecuencias de hacerlo dentro de la casa cuando el dueño está supervisándolo. Es decir, que si el cachorro hace sus cosas dentro de casa cuando no esté siendo supervisado, puede retrasar el tiempo de aprendizaje puesto que aprenderá que hay ciertas áreas de la casa que puede usar para hacer sus cosas sin consecuencias.

“El objetivo del entrenamiento en casa es potenciar y reforzar las eliminaciones deseables”

El objetivo del entrenamiento en casa es potenciar y reforzar las eliminaciones deseables. No hay que obsesionarse en intentar enseñar al cachorro donde no le está permitido orinar, ya que literalmente habrá cientos de sitios donde no debe hacerlo.

¿Qué lugar debería elegir?

Es aconsejable seleccionar un lugar que tenga directo y fácil acceso al exterior. Es más fácil que los cachorros aprendan a orinar en un mismo lugar si se les enseña sólo un sitio. Con el tiempo, la localización, el sustrato (superficie bajo los pies) y la pequeña cantidad de olor residual ayudarán a convertirlo en un hábito regular y volverá siempre al mismo lugar. Si usted no tiene acceso directo al exterior (por ejemplo en un apartamento) o si su horario le obliga a dejar a su mascota largos espacios de tiempo sin control, necesitará enseñar a su mascota a hacer sus cosas en una caja dentro de casa. En estos casos, puede ser más difícil enseñarle a hacer sus cosas en un lugar (por ejemplo en una caja dentro de casa) y además esperar que elimine también en otros sitios (fuera de casa).  

¿Cómo debería entrenar a mi perro en casa?

Para entrenar rápida y eficazmente a su cachorro, siga los siguientes pasos:

A.      Los cachorros suelen  orinar o defecar después de dormir, jugar, comer y beber. Lleve a su cachorro al lugar seleccionado dentro de los 30 minutos después de estas actividades.

 “…la mayoría de cachorros necesitan hacer sus cosas cada 3 o 4 horas a lo largo del día.”

Aunque algunos cachorros pueden controlarse durante toda la noche, la mayoría necesitan hacer sus cosas cada 3 o 4 horas a lo largo del día. Por cada mes que pase, debería esperar que su cachorro vaya controlándose más y alargando el tiempo entre eliminaciones. Cuando llevemos al cachorro a su área de eliminación, deberemos animarle mediante alguna palabra o expresión (por ejemplo, venga!) y nada más haya acabado, felicitarlo y acariciarlo efusivamente. Las primeras veces que el cachorro elimine en el sitio correcto podemos premiarlo con alguna golosina para perros. Con esto enseñaremos al cachorro cual es el lugar correcto y cuando lo haga allí lo asociará con una recompensa. Algunos cachorros pueden llegar a aprender a orinar simplemente con oír la palabra clave (venga!).  

B.      Si usted coge a su cachorro para llevarlo al sitio elegido para eliminar y el sólo está interesado en jugar o explorar el ambiente, espere unos 10 minutos y después cójalo y manténgalo dentro de casa estrictamente supervisado.  Inténtelo de nuevo cada 30 minutos. Acompañe siempre al cachorro al exterior de forma que usted se asegure que ha hecho sus cosas en el lugar apropiado. Al principio del entrenamiento, es muy importante recompensar justo después de que haya acabado y no cuando el cachorro esté entrando dentro. 
 

C.      Cuando vuelva a entrar dentro, el cachorro deberá estar supervisado de forma que podamos ver cuando tiene necesidad de hacer algo y llevarlo inmediatamente fuera al sitio elegido. Una de las mejores técnicas es dejarlo con la correa puesta. Los signos que muestran antes de eliminar son dar vueltas, agacharse, esconderse. Cuando aparezcan hay que cogerlo y llevarlo inmediatamente al sitio elegido, decir las palabras claves y recompensar al cachorro cuando acabe. Si el cachorro empieza a hacer sus casos dentro de casa usted debería supervisarlo para poder interrumpirle inmediatamente, además de darle una reprimenda verbal o agitarlo suavemente.

“… el objetivo es intentar que el cachorro haga sus cosas bajo supervisión y recompensándolo.”

Y llevarlo fuera para que complete su eliminación en el sitio correcto. Más que usar el castigo para evitar la eliminación inadecuada, el objetivo es intentar que el cachorro haga sus cosas bajo supervisión y recompensándolo. Observe el cachorro para detectar signos que indiquen que va a eliminar y pronto el cachorro aprenderá a mostrar estos signos para prestar su atención para que lo lleve fuera.

D.      Cuando no pueda supervisarlo, el cachorro debería quedarse encerrado en un lugar especial para él (lea nuestro folleto “entrenamiento para mantener a su perro en caja”). Asegúrese que su cachorro ha hecho todas sus cosas y ha realizado suficiente ejercicio antes de encerrarlo. Es importante establecer una rutina diaria para ayudar a su cachorro a que aprenda cuando es el tiempo de jugar, comer, hacer ejercicio, dormir y hacer sus deposiciones (lea nuestro folleto “Entrenamiento en perros: enriquecimiento, predictibilidad y rutina). Si el área de confinamiento es pequeña, como una canastilla o trasportín, algunos cachorros pueden tener suficiente autocontrol como para mantener el área limpia. Esto significa que en cuanto libere al cachorro, debería llevárselo directamente a su área de eliminación.  Los cachorros generalmente evitan ensuciar su área de descanso si es la zona que usan para descansar o jugar. Sin embargo, si el cachorro está muy estresado cuando se encierra suelen ensuciar el área donde son confinados. Además, si el área de confinamiento es muy grande el cachorro suele eliminar en algún rincón. Si el cachorro va a quedarse encerrado por un tiempo demasiado prolongado que no pueda contenerse, debería quedarse en una habitación pequeña o una caja grande y ponerle papel en el suelo para que pueda hacer ahí sus cosas. Evitaremos poner papel en aquellas zonas donde vayamos a dejar la cama del cachorro o su comida. Una vez el cachorro empieza a eliminar en unas zonas concretas, pondremos el papel sólo en esas zonas.  Para los propietarios que quieran continuar con el papel para el entrenamiento posterior, deberán supervisar al cachorro cuando lo liberen del confinamiento y lo lleven al papel (y refuercen) para que haga sus cosas.  

¿Por qué mi cachorro evita hacer sus cosas en mi presencia, incluso cuando está fuera de casa? 

“Los cachorros que han sido castigados por una eliminación dentro de casa…. pueden coger miedo para hacer sus cosas en cualquier sitio si está usted presente.” 

Los cachorros que han  sido castigados por una eliminación dentro de casa más que  reforzar la eliminación fuera de casa pueden coger pronto miedo para hacer sus cosas en cualquier sitio si usted está presente, independientemente de la localización. Estos cachorros no asocian el castigo con la eliminación dentro de casa, ellos asocian el castigo con la presencia de los propietarios.  En algunos cachorros, permanecer tranquilos separados puede ayudarlos a hacer sus cosas mejor. Lo mejor es que usted esté cerca, pero cada cachorro es un individuo diferente y algunos pueden necesitar más espacio que otros para sentirse suficientemente cómodos para hacer sus cosas.  

¿Qué debo hacer si encuentro orina o heces en un lugar inapropiado?

No tiene sentido ni reñirlo ni acercarlo a las deposiciones. Sólo entenderá el sentido del castigo si reñimos al cachorro en el mismo momento que lo pillamos haciéndolo. De hecho, no es que el cachorro se haya equivocado. Si no que el propietario se ha equivocado no supervisando correctamente al cachorro. Ponga el cachorro en cualquier otro sitio, limpie lo que haya ensuciado y vigile al cachorro más de cerca en un futuro.  

¿Cómo puedo enseñarle a mi cachorro a que me avise que necesita ir fuera? 

Sacando regularmente al cachorro fuera, a través de la misma puerta, al mismo sitio y aportamos recompensas cuando elimine correctamente, el cachorro debería aprender pronto a dirigirse a la puerta cada vez que necesite hacer sus cosas. Si usted reconoce los signos y premia a su cachorro cada vez que se dirija a la puerta, el comportamiento será reforzado. Los cachorros que son interrumpidos o se les riñe una o más ocasiones en las que se dirige hacia la puerta, empezarán a eliminar dentro de casa, intentarán escabullirse fuera, llorarán o mostrarán ansiedad cuando tengan la necesidad de orinar o defecar y no puedan escapar de la vista del propietario. Si usted es capaz de captar estos signos y lleva al cachorro directamente fuera y además le recompensa, el cachorro empezará a mostrar estos signos cuando él o ella necesite hacer sus cosas y puede incluso estirarle para que usted abra la puerta. 

“Algunos cachorros pueden llegar a tocar un timbre o ladrar para hacerle saber que necesitan salir fuera.” 

Incluso en el proceso, algunos cachorros pueden llegar a tocar un timbre o ladrar para hacerle saber que necesitan salir fuera. Para que esto sea posible, primero deberá supervisar constantemente su cachorro para que pueda reconocer los signos y rápidamente acercarle a la puerta, tocar la campana o conseguir que ladre y llevarle fuera.  Con el tiempo el cachorro aprenderá a que si hace la señal conseguirá abrir la puerta.  Sin embargo, no confíe en la señal hasta que esté seguro que funciona o su cachorro acabará haciendo sus cosas dentro.  

¿Cuándo podré saber que mi cachorro está listo para dejarlo por la casa sin supervisión?

Cuando usted observe que durante un mes el cachorro no comete errores en la casa mientras usted esté en casa, entonces podrá empezar a disminuir su confinamiento y supervisión. La primera vez que deje al cachorro sin supervisión debería ser justo después de sacarlo fuera para que haga sus cosas. Incremente gradualmente la duración del tiempo en la que su cachorro vaya libre por la casa sin supervisión mientras esté usted en casa. Si el perro ha sido capaz de estar sin supervisión por un par de horas sin tener ningún “accidente”, entonces será capaz de dejarlo sólo por breves periodos de tiempo. Por supuesto, si el perro todavía sigue mordiendo las cosas o haciendo de las suyas, entonces seguirá necesitando confinamiento y supervisión.

This client information sheet is based on material written by: Debra Horwitz, DVM, Diplomate ACVB & Gary Landsberg, DVM, Diplomate ACVB

Location Hours
Monday8:00am – 7:30pm
Tuesday8:00am – 7:30pm
Wednesday8:00am – 7:30pm
Thursday8:00am – 7:30pm
Friday8:00am – 5:00pm
SaturdayClosed
SundayClosed

I Love SCAH!